SECRETARÍA DE CULTURA: ¿RECONVERSIÓN O MÁS DE LO MISMO? HUACHICOLEROS CULTURALES

Mirada interior

Por: Isaías Alanís

 

En el interior de la cuarta transformación, la cultura debe jugar un papel importante, lo perplejo de todo esto es que al menos desde el periodo de Fox-Martha, el órgano rector de la cultura en México se convirtió en una "casita de muñecas" y en un gran negocio para los titulares del ramo en todo el país. Durante décadas el viejo PRI, cuidó esta parte sensible, la llegada concertada del panismo a la Presidencia de la Republica le dio un giro de noventa grados al quehacer cultural que se convirtió en mercancía barata. 

 

Sari Bermúdez, la titular de ese entonces a quien en los pasillo del viejo edificio de Avenida Revolución en la CdMex que albergó a la Dirección General de Promoción Cultural, y al Consejo Nacional para la  Cultura y las Artes, se le llamó cariñosamente "La Cebra", por ser la "burra que se rayó", siguiendo los lineamientos inútiles del foxismo comenzó a desmoronar lo que se había logrado durante decenas de años en el ámbito cultural. Surgieron infinidad de Asociaciones civiles, ONgs, fundaciones que gracias a un jugoso negocio entre los titulares de cultura y estas organizaciones patito dieron origen a los huachicoleros culturales.

Se armaron compañías de la noche a la mañana. El amante, cuñado, amigo o amiga de los titulares de cultura siguiendo la moda de Sari, les abrieron el erario cultural a estas organizaciones y le entregaron la parte operativa de la institución. Los programas del órgano rector de la cultura en México que costaron años diseñarlo y echarlos a caminar se fueron al cesto de la basura. Desaparecieron programas torales y la "promoción de la cultura" se convirtió en lucrativo negocio para los huachicoleros culturales.

 

Esta etapa se debe de ver con lupa para que la actual administración no caiga en el mismo juego de espejos, si se le va dar chamba a dos mil choferes para las pipas, en esa misma línea se les debe de dar chamba a los cientos de auténticos promotores culturales desplazados y echar a la lumbre a los huachicoleros culturales que fueron gestados durante diez y ocho años en detrimento de la cultura nacional. Estos chupadores de presupuestos, se han encargado de destruir lo que se había logrado en años.

Existen asociaciones civiles que cobran un 30% del monto del proyecto bajado más gastos de operación y se encuentra la otra toma clandestina de los diputados que durante este periodo crearon con amigas, amigos, entenados, perros y pericos, organizaciones supuestamente vinculadas con la cultura para expoliar el ajustado presupuesto. Al mismo tiempo, programas federales para la cultura se convirtieron en caja chica particular de funcionarios federales y estatales. 

 

Si el nuevo gobierno va de veras contra la corrupción y hace uso real de la cartilla moral escrita por don Alfonso Reyes a petición de Jaime Torres Bodet, Secretario de Educación Pública para la campaña de alfabetización, y resucitada por el ciudadano presidente, se debe actuar con firmeza y revisar con lupa los últimos doce años de presupuestos federales y de los estados en materia de cultura, y en qué y cómo se aplicaron; esta medida permitirá desenmascarar a los huachicoleros culturales y comprobar que en paralelo a  la estafa maestra tres estrellas, hubo otras en materia de cultura que les dejaron una millonada a diputados y a pillos del sector cultural que crearon la huachicultura como forma de vida y en contacto con "promotores culturales", cometieron toda clase de delitos del orden federal al malversar recursos etiquetados para la cultura.

 

Lo hasta ahora dado a conocer es una pamplinada, la reconversión del órgano rector de la Cultura en México debe ser prioritaria para el presidente ciudadano Andrés Manuel López Obrador, y que los santos laicos en que está basada la cuarta Transformación incluyan a José Vasconcelos, el creador de las misiones culturales y un hombre de la inteligencia mexicana que trató por todos los medios de crear un órgano rector de la cultura en México, nacionalista y universal.

¿A la actual titular de la Secretaría de Cultura, Alejandra Frausto, le queda chico o grande el paquete? Existen segmentos de la inteligencia mexicana que coinciden con el proyecto del presidente ciudadano. ¿Cómo han recibido su nombramiento?

¿Se expulsará a los huachicoleros culturales? ¿o se disfrazarán de morenetos, y la reconversión cultural solo es un sueño guajiro y un cuento de fayuca china? 

 

 

CERILLO ENCENDIDO ENTRE LOS DEDOS

 

73 muleros y al menos 80 desaparecidos es el saldo de una explosión suscitada el viernes 18 de enero en Tlahuelilpan, estado de Hidalgo. ¿Fue una acción concertada por los huachicoleros de cuello negro y blanco? Pese al drama aberrante, el gobierno tuvo una reacción inmediata. AMLO canceló su agenda y se colocó al frente de las acciones, ningún gobierno lo había hecho antes con tanta premura. 

¿Cuántos explosiones inducidas más vienen como respuesta de los huachicoleros que a toda costa persisten en seguir robando los hidrocarburos? ¿Y por qué el pueblo es el sacrificado en una explosión de esta magnitud? ¿Esta masacre fue planeada y ejecutada por quienes tratan de impedir el robo de gasolina?

Es una tarea que le corresponde desentrañar al nuevo gobierno que ha iniciado una batalla contra los ladrones de hidrocarburos que a pie firme y desde la Torre de PEMEX sangran la riqueza de México en los más de 6 mil kilómetros "críticos" de ductos vigilados por 5 mil soldados y marinos.

 

El miércoles 16 de enero en mi comentario radial cerré mi nota con  estas palabras: "las acciones que los huachicoleros VIP pueden realizar, en forma mediática, desabasto de combustible, sabotaje a redes de conducción, violencia entre huachicoleros de a pie y fuerzas armadas, y en acciones que podríandesencadenar una matanza inducida por el estallido de un almacén clandestino de combustible, o un ducto en una ciudad importante, que los verdaderos delincuentes de combustible planean desde las sombras con un cerillo encendido entre los dedos". 

Lo ocurrido en Tlahuelilpan, ¿es una advertencia? ¿Qué sigue?


Enviado desde mi Huawei de Telcel.

Comentarios