Piden familiares de Baldo Santana que sea traslado a la cárcel de Ayutla porque su vida corre peligro

Baldemar Gómez  Roque

Chilpancingo, Gro., a 3 de octubre del 2018 Familiares de Baldo Santana Alonso, preso en la Cárcel de Coyuca de Catalán, acusado de secuestro, exigieron a las autoridades del gobierno del estado que sea trasladado al penal de Ayutla de los Libres, debido a que ha recibido varias amenazas de muerte, por caciques y políticos de la región Costa Grande, informó Manuel Olivares Hernández secretario técnico del Centro Regional de Defensa de Derechos Humanos "José María Morelos y Pavón".

En conferencia de prensa, dio a conocer  los  familiares y representantes de diversas organizaciones sociales, exigen al gobierno del estado,  sea cambiado de prisión, ya que ha sido amenazado de muerte ya en varias ocasiones, por lo que, de no hacerlo pronto, responsabilizan a las autoridades del gobierno del estado de cualquier daño físico o mental que pudiera sufrir Baldo Santana Alonso, quien fue detenido en un retén de la policía ministerial, ubicado en la cabecera municipal de San Marcos, y posteriormente acusado de secuestro.

Manuel Olivares Hernández, reiteró: "Exigimos que Baldo Santana Alonso sea cambiado de la prisión de Coyuca de Catalán a la cárcel de Ayutla de los Libres, ya que ahí vive su familia y se facilitarían las visitas, así como su vigilancia, ya que don de se encuentra recluido actualmente, corre peligro de muerte, debido a que caciques y políticos de la región Costa Grande, a través de gente que está dentro del penal de Coyuca de Benítez, le han advertido que de un momento a otro sería asesinado, reiteró.

Olivares Hernández, destacó que Baldo Santana Alonso es originario de la comunidad de La Laguna, municipio de Coyuca de Catalán. "Es un activista defensor de los bosques, de la tierra y el agua, él y su familia han sido objeto de múltiples ataques por parte del gobierno, tan es así que en 2012 tuvieron que abandonar su comunidad a causa de la violencia que azotaba la región", indicó.

Recordó que desde el año 2007 los ahora desplazados de La Laguna comenzaron a ser víctimas de irrupciones, ejecuciones, desapariciones, ataques y balaceras en su propio pueblo, tanto de grupos de la delincuencia organizada, paramilitares, incluso, hasta de militares y policías federales.

Como consecuencia de esa persecución, del 2007 al 2012 habían sido asesinadas 27 personas, hombres, mujeres y menores de edad, y tres más fueron desaparecidos y todavía se desconoce su paradero, donde la mayoría de las víctimas fueron de las familias Santana Villa y Díaz Pérez, así también, el 28 de noviembre de 2012 fue asesinada Juventina Mojica Villa junto a su hijo Reynaldo de 12 años.

Por último,  hacen responsable a las autoridades del gobierno estatal de cualquier daño que pudiera sufrir Santana Alonso, por lo que se pide su inmediato traslado de penal, antes de que suceda algún hecho lamentable, concluyó.