miércoles, 27 de junio de 2018

• ¿Zeferino, el Juanito de Acapulco?

El voyerista
Por Alfredo Guzmán

Los excesos se pagan. Las confianzas, también.
Desde que se anunció que en el estado de Guerrero, la coalición "Juntos haremos historia", conformada por Morena-PT y PES, no salían unidos y cada partido promovería a sus candidatos a diputados locales y presidentes municipales, intuí que iniciaba un conflicto de intereses políticos, que podrían generar problemas.
Ya salieron a la luz y no hay forma de pararlos.
En su primera visita a Guerrero, el líder nacional de Morena, Andrés Manuel, estableció que no se votara por otros partidos, más que por el suyo; los del PT, reclamaron y por eso, no los dejaron subir al templete oficial en Tlapa, Chilapa y Chilpancingo.
Este lunes que vino a cerrar campaña en Acapulco, de nueva cuenta, Andrés Manuel, llamó al líder nacional del PT Alberto Anaya y casi le ordenó que promoviera el retiro de su candidato a la presidencia municipal de Acapulco, Zeferino Torreblanca Galindo y que "de manera respetuosa", declinara por su candidata Adela Román.
No tardó mucho Zeferino en responderle que no lo hará y que su campaña seguirá.
El fondo del caso, esconde una actitud intolerante y prepotente de quien promueve el retiro del ex gobernador de Guerrero.
En la práctica, votar por PT, Morena o PES de manera conjunta, anula el voto para todos. Ese es el pleito entre ellos.
• ¿Las estructuras en movimiento?
Este domingo habremos de observar cómo todos los partidos, habrán de realizar acciones de promoción del voto entre sus militantes. Todos buscarán de muchas maneras que sus cercanos, vayan a votar y lo harán, como siempre lo han hecho. Habrá que esperar quejas, conflictos y denuncias. Lo ideal, es que no haya violencia.
Sin ser adivinos, los resultados en Guerrero tendrán que ver con la lucha entre 3 fuerzas. PRI, PRD y Morena.
En las pasadas elecciones donde participó Andrés Manuel ganó con la estructura del PRD. Ahora que va solo, no debe ser igual, porque divide el voto de la llamada izquierda. Y el beneficiario sería el PRI.
Se prevé que el PRI, gane Acapulco, Iguala, Chilapa, Zihuatanejo, Chilpancingo y Ometepec, entre otras 30 plazas más. Y con ello, la mayoría de los diputados locales.
Claro que la contienda no será fácil, pero si el PRI mantiene su votación histórica, lo puede hacer. Pero si su voto emigra a otros partidos, podría sufrir algunos descalabros. Pero es evidente que quien más podría sufrir mermas, sería el PRD, porque Morena le quitaría votos.
Y si hay un personaje a nivel nacional y local, que motivó a la militancia priista a salir a pelear, sería René Juárez Cisneros.
En el mismo caso para los seguidores de Morena, su líder Andrés Manuel sería el héroe de la batalla.
Y en el otro caso, luego de un inicio fulgurante, pero ahora casi apagado, encontramos a un Ricardo Anaya desgastado, luego de que descuidó algunas cuestiones financieras que dañaron en parte su imagen de honesto.
A unos días del día "D", la lucha política sigue su curso y habremos de esperar algunas sorpresitas.

Enviado desde mi Huawei de Telcel.