MIRADA INTERIOR LA CUARTA TRANSFORMACIÓN ¿YA ESTA AQUÍ…?

AMIGAS Y AMIGOS:
ME REENCUENTRO CON LA MIRADA INTERIOR QUE SOLO SALDRÁ LOS LUNES DE CADA SEMNA DEBIDO A MI RECUPERACIÓN DE LOS OJOS.

ATENTOS SALUDOS
ISAIAS ALANÍS


 
A mi hermana Lilia Alanís, maestra
de generaciones de mujeres y hombres libres
 
Por: Isaías Alanís
 
Tuvieron que transcurrir trece años para que Andrés Manuel volviera al recinto de San Lázaro, largos años de perseverar y mantener una dignidad republicana. En aquella ocasión cuando todo el tamal fue preparado desde los Pinos, hoy futuro museo de la vergüenza institucional o como se le vaya a llamar, trece años después, Andrés Manuel arriba rompiendo el vetusto protocoloneopriistapanistaperredista y toma la tribuna precedido de una votación generosa y apabullante.
 
Hace trece años sabedor de que se dirigía al patíbulo, así les hablo a los entonces legisladores, muchos de los cuales gracias al continuismo, permanecen en el poder:
 “Con sinceridad les digo que no espero de ustedes una votación mayoritaria en contra del desafuero. No soy ingenuo. Ustedes ya recibieron la orden de los jefes de sus partidos y van a actuar por consigna, aunque se hagan llamar representantes populares. Ustedes me van a juzgar, pero no olviden que todavía falta que a ustedes y a mí nos juzgue la historia. ¡Viva la dignidad!”. Así respondió López Obrador a la maquinación gestada en su contra por Vicente Fox y compañía por la carretera construida para un hospital en el predio del Encino.
 
El pasado 1 de diciembre, regresó a recibir la banda presidencial en un acto que rompió el viejo protocolo de unción del tlatoani. ¿Realmente  nace una nueva era para México?.
El camino será largo y habrá sectores y adversarios peligrosos, el fin del influyentismo, los moches, el negocio fácil a expensas del poder, la triangulación de cuantiosas cantidades de dinero del sector público al privado, concesiones inmensas a grupos económicos de dentro y del exterior, millonarios negocios con empresas nacionales y extranjeras; HIGA, EXXON, etc. El manejo discrecional de los recursos para casas privadas, obras de arte, yates, viajes ostentosos y la vida palaciega de la clase políticapriistapanistaperredista tal parece que llega a su fin.
Dejan un país con violencia, derechos humanos quebrantados, miles de muertos, crímenes a periodistas, economía hecha pedazos, el agro, la industria petrolera, en fin una larga lista de desaciertos.
Sin ser un creyente de AMLO, ya era justo para México. Lo que viene es lo más peligroso. Los clanes de la delincuencia organizada de cuello blanco y empresarial van a dar patadas y coletazos hasta donde se los permita el pueblo organizado.
México ya había cambiado desde antes de las elecciones en las que triunfó el tabasqueño, y la triada del mal encabezada por el tricolor, amarillo, azul y la chiquillada, ciegos por acumular poder y riqueza no se percataron del alud de indignación nacional que se cernía sobre el turbulento cielo de México hundido en corrupción, violencia cotidiana e impunidad de todo tipo; bancaria, delincuencial, que por décadas permitió a gobernadores convertirse en virreyes de su hacienda local y que durante el sexenio de EPN, demostraron su corrupción sin escrúpulos, desprecio por los gobernados y la ambición que los llevó a cometer enormes boquetes al erario para construir palacios y realizar toda clase de delitos al amparo del poder. 
Ahora viene lo bueno, el gobierno de un joven partido, MORENA, de la mano de AMLO, deben y tienen el respaldo social para enjuiciar, a los corruptores como en la novela de Zepeda Paterson y no solo hacer que devuelvan lo robado, sino meterlos a la cárcel. Este deseo del pueblo lo he comprobado en mis giras al platicar con la gente antes y después de mis conciertos, en la calle, con el taxista, en restaurantes y fondas, en bares y centros comerciales, no es una venganza popular, simplemente de lo que se trata es sentar un precedente de que la corrupción se está comenzando a acabar, mientras ese salto no se de, el gobierno de AMLO puede hacer agua en el amplio repertorio de la conciencia popular que lo llevó a la presidencia, si se perdona o protege también dentro de las filas de MORENA.
Y como la cabeza principal fue la que permitió que durante seis años veintiséis gobernadores cometieran toda clase de delitos, AMLO tiene que medirle el agua a los camotes y comenzar no solo por la Casa Blanca sino por los negocios que se hicieron a espaldas o de frente a Enrique Peña Nieto.
Mientras en otros países se mete en la cárcel a ex presidentes, en México se les premiaba con pensión, guardias militares y sobre sueldos. Salinas, Fox, Calderón y su familia, amigos y allegados son un  elocuente ejemplo de impunidad, corrupción y el grito de millones de mexicanos es que no haya perdón para ellos.
 
El gran salto de la retorica de campaña y salmo responsorial de AMLO contra la corrupción y el inicio de la Cuarta Transformación se tiene que hacer valer y enjuiciar a los responsables no solo de Odebrech, estafa maestra, a gobernadores, también a lideres sindicales protegidos desde las más altas esferas del poder para poder manipularlos al viejo estilo del sempiterno líder de la entonces poderosa CTM, Fidel Velázquez.
 
Y como corolario a todo lo que mencionó López Obrador en la cámara y en la Plaza de la Constitución, hay temas pendientes; el más peliagudo; la violencia del narco, proliferación de fosas clandestinas, el despojo de tierra y agua a los pueblos originarios por mineras locales y extranjeras, matanzas como la de los 43 en la noche de Iguala, Nochixtlan y en medio de todo crear las condiciones para que el quinto poder representado por el narco, dejé de meterse en la vida política nacional y mediante la legalización de la producción y comercialización de la marihuana y amapola con fines medicinales y posteriormente lúdicos -en el caso de la cannabis-  sea controlado por el estado y organizaciones de los productores y no por empresas privadas y extranjeras como ya lo están haciendo. Que los campesinos en forma legal sean los dueños de esas empresas.
 
La Cuarta Transformación…¿ya esta aquí…?
Y el temor al autoritarismo del que los mexicanos estamos hasta el gorro, ¿es un arma de los opositores?
xxx Trasfondo informativo. También en www.facebook.com/trasfondoinformativo y en @trasfondoin