2018-Guerrero-inversionistas

Miguel Ángel Arrieta

Tamim bin Khalifa Al-Thani, monarca de Qatar, es el príncipe árabe más joven del mundo desde que su padre Hamad bin Jalifa Al Thanile abdicara en 2013 para cederle el trono de una de las naciones más ricas del planeta, y el dato sobre esta figura se torna revelador para Guerrero desde el momento en que el mandatario qatari aprobó a su Embajador y representante económico en México, Mohammed Jassim Al-Kuwari, visitar la entidad para evaluar la posibilidad de proyectar una serie de inversiones en la franja costera guerrerense.

Mohammed Jassim Al-Kuwari llegó a Acapulco en un vuelo privado acompañado de un equipo de asesores económicos y amigos empresarios del principado árabe. Ataviado con pantalón formal y camisa manga larga blanca de lino, el diplomático de 1.85 metros y cejas pobladas se encontró con el Gobernador Héctor Astudillo Flores y durante más de una hora analizaron la perspectiva de desarrollo urbano que ofrece la zona comprendida entre Lomas de Chapultepec, municipio de Acapulco, hasta Tecomate Pesquería, en el municipio de San Marcos.

El representante de la familia Real de Qatar, la nación ubicada en el Golfo Pérsico y catalogada por el Banco Mundial como uno de los países de mayor ingresos económicos en el mundo árabe, preguntó datos sobre valor de la tierra, ubicación del aeropuerto, conexiones portuarias, vías de comunicación terrestres, entorno económico y se interesó en el concepto "Punta Diamante", pero en el fondo más allá de sus preguntas lo que vino hacer fue confirmar la información de la que seguramente se aprovisionó antes de venir a Guerrero.

De hecho, las misiones diplomáticas-económicas del mundo árabe se distinguen por su capacidad para explorar regiones donde es posible invertir, antes de entrar en contacto con los gobiernos locales.

En este contexto, aun cuando las relaciones bilaterales México-Qatar iniciaron hace 33 años, los acercamientos y negociaciones para conformar un marco de participación comercial y de inversiones datan de apenas hace cuatro años, lo que no se debe perder de vista es que en tareas de comercio e inversión el gobierno de Qatar mantiene una estrategia de avanzada similar a la de Arabia Saudita, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Omán, integrados en el poderoso Consejo de Cooperación del Golfo.

De ahí que cuando Mohammed Jassim Al-Kuwari decidió visitar Acapulco, ya traía en su portafolio el diagrama de cifras sobre las que se sostiene Guerrero.

De acuerdo al expediente de la Secretaría de Hacienda federal que coloca a esta entidad en la clasificación de semáforo verde para incrementar su capacidad de endeudamiento con el gobierno mexicano, el estado suriano ha logrado disminuir su deuda pública en un 16 por ciento del 2016 a la fecha.

Al iniciar la administración estatal, Guerrero tenía una deuda pública de dos mil 374.4 millones de pesos, conformada en un 95 por ciento de deuda directa y un 4.7 por ciento de indirecta, y bajo el objetivo de mantener niveles bajos de deuda; a junio de 2018 el saldo se redujo a mil 981.8 millones de pesos, es decir, 16.6 por ciento menos que al inicio de la administración.

Independientemente del contexto presupuestal para garantizar el apoyo a inversionistas en desarrollos inmobiliarios y turísticos, la Secretaría de Finanzas de Guerrero mantiene un estímulo fiscal del 80 por ciento en los pagos de inscripción por adquisición de vivienda de interés social, derechos de inscripción de créditos hipotecarios, notificaciones y cancelaciones y por la expedición de certificados de libertad de gravamen.

Según indicadores del Inegi, Guerrero se ubica como el estado con la menor tasa de desempleo a nivel nacional al registrar 1.4 por ciento en lo que va del año. Dispone de un nuevo detonante abastecedor de visitantes con la apertura de la autopista Siglo XXI Puebla-Guerrero que enlaza a diversas entidades del país con los destinos turísticos del estado en pocas horas.

La ocupación hotelera en Acapulco, Taxco de Alarcón e Ixtapa-Zihuatanejo se consolidó durante el 2018 en un promedio de 84.6 por ciento en promedio anual.

Al final de cuentas, el tema de la inseguridad fue colocado diplomáticamente en la mesa por uno de los asesores del Embajador qatarí.

El Gobernador no evadió el cuestionamiento. Explicó la estrategia de incrementar el turismo y las inversiones para posicionar económicamente a la sociedad, y restar zonas conflictivas.

En realidad, la percepción de inseguridad ha superado a la realidad: en los hechos la última encuesta del Inegi coloca a Ecatepec, Villahermosa, Reynosa, Cancún. Fresnillo y Tapachula como las ciudades más altas en temores, de 90 a 96 por ciento, y Acapulco está en 81 por ciento sobre una media nacional de 75 por ciento.

En este escenario, el interés de los árabes no es gratuito; su búsqueda de zonas de inversión no se da al azar ni a ciegas, por algo observan a Guerrero.

Enviado desde mi Huawei de Telcel.

Comentarios