Acapulco amanece bajo resguardo del Ejército y la Policía estatal

Tras la irrupción de la Marina, Sedena, policía federal y fuerzas especiales estatales en la secretaría de seguridad pública municipal de Acapulco, donde desarmaron a los elementos y detuvieron a cinco mandos, incluyendo al secretario Max Lorenzo Cedano y al director de la policía vial Rafael Rivas, así como otros dos conocidos como el Bryan y el Fénix, la seguridad pública quedó en manos de policías militares y estatales.
La gráfica en el Zócalo. Foto Julio Zenón Flores

Enviado desde mi Huawei de Telcel.