Ley de amnistía y legalizar la amapola, piden en la Sierra

Proceso de rallado de la amapola. Foto Internet
En reunión realizada en Los Morros
** Por su parte, el Obispo Salvador Rangel dio a conocer que negocia una tregua entre grupos delincuenciales

Chilpancingo, Gro.
Por lo menos 18 pueblos de la sierra de Guerreo solicitaron al próximo gobierno federal que impulse la Ley de Amnistía para los campesinos amapoleros, además de que se legalice el cultivo de amapola para fines medicinales.
Así lo expresaron representantes de pueblos serranos ubicados en la parte alta de los municipios de Leonardo Bravos y Eduardo Neri, quienes se reunieron en la comunidad de Los Morros, municipio de Leonardo Bravo.
El encuentro fue para discutir la forma en que habrán de retomar uno de los principales planteamientos hechos por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, durante su campaña de proselitismo, tocante a la amnistía, de manera inicial, y posteriormente, a la legalización del cultivo de la amapola solo para usos medicinales.
Crescencio Pacheco González, coordinador de la Unión de Pueblos de la Sierra y de la autodefensa que opera en 18 comunidades de la zona, dijo a los medios convocados en esa comunidad, que es necesario que la propuesta para que haya amnistía sea únicamente para los productores de amapola, en virtud de que son el sector más vulnerable de la población que en Guerrero y lo único que hacen es trabajar la tierra, pero en la ilegalidad.
Esa medida jurídica para el productor de amapola, permitirá a miles de familias recuperar la tranquilidad de no están en el riesgo de ser detenidos por las autoridades federales.
Además proponen que el cultivo de la amapola se legalice para fines medicinales; ya que a pesar de que los precios del enervante bajarían, los campesinos ya no realizarán su trabajo en un marco de ilegalidad, lo que les permitirá vivir con la certeza de que ellos y sus familias no san perseguidos.
Obispo negocia tregua entre grupos delincuenciales
El obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza informó que negocia una tregua que permita detener los enfrentamientos entre grupos del crimen organizado que se disputan la Sierra y región Centro de la entidad.
Desde hace una semana la violencia se recrudeció en Chilpancingo, donde se han generado varios enfrentamientos, levantones y ejecuciones entre presuntos integrantes de grupos delictivos, hechos en los que las víctimas tenían entre 13 y 22 años de edad.
El obispo Rangel Mendoza aseguró que subió a recorrer varios puntos de la Sierra, y al pasar por los Morros, municipio de Leonardo Bravo, donde se encontraban reunidos varios comisarios de la región, hizo una escala para saludarlos.
Abordado por varios medios de comunicación, les confío que venía de entrevistarse con líderes de una organización delictiva, a los que sugirió hacer una tregua para detener la mortandad que se incrementó durante la última semana, principalmente en Chilpancingo.
Pidió que se frenen las hostilidades, porque ante la violencia muchos campesinos no han conseguido levantar sus cosechas de durazno, aguacate y "hasta de maíz bola", como se le conoce en la zona a la amapola.
Rangel Mendoza iba a bordo de una camioneta color blanca acompañado solamente de un chofer y cuando se le cuestiona sobre la falta de acompañamiento policial dijo que para hacer la paz solamente se necesita el diálogo y la amistad, "me han ofrecido seguridad, incluso camionetas blindadas, pero yo prefiero moverme solo, con la buena intención de lograr la reconciliación entre las personas".
Enviado desde mi Huawei de Telcel.