Cumplen tres días tomada la Delegación de Sagarpa


En Chilpancingo...


 

-Campesinos de la UNTA exigen que liberen recursos de programas para el campo

 

Chilpancingo, Gro., mayo 23 del 2018 (IRZA).- Campesinos afiliados a la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), este miércoles cumplieron tres días de protesta y de mantener tomadas las oficinas de la Delegación de la Secretaría de Agricultura Ganadería Pesca y Alimentación (Sagarpa), donde exigen a las autoridades que liberen los recursos  asignados a programas para el campo en la entidad.

Desde el lunes pasado los campesinos afiliados a la UNTA tomaron esas oficinas federales y se instalaron en plantón indefinido en la avenida Ruffo Figueroa de la colonia Burócratas de esta capital.

Informaron que en la Secretaría de Gobernación instalaron una mesa de diálogo con las autoridades federales, en tanto aquí en la Delegación de Guerrero de la Sagarpa están reincorporando a campesinos y proyectos productivos al padrón de beneficiarios.

María del Pilar Campos Tapia, dirigente de la UNTA en Guerrero, dio a conocer que los recursos que están "detenidos" corresponden a los programas de Fomento a la Agricultura, Capitalización Productiva, Tecnificación de Riego, Recuperación de Suelo y Agua, Modernización de Maquinaria y Equipo, Energía Renovable.

Campos Tapia indicó que de 30 tractores que solicitaron solamente autorizaron dos y eso "no puede ser porque estamos modernizando el campo en Guerrero, nos ven como los pobres jodidos y la gente del campo no estamos orgullosos que nos endilguen ese adjetivo".

La dirigente de la UNTA mencionó que han pedido a la federación que no invierta en comedores comunitarios, "que nos ayude a trabajar las capacidades de nuestra gente; en Guerrero ya figuramos en la estadística nacional, porque hace 12 años no estábamos en el mapa productivo nacional".

Por ejemplo, en la producción de maíz, Guerrero ocupa el cuarto lugar nacional.

"De una tonelada y media que cosechábamos, ahora estamos en un promedio de 5 a 10 toneladas de maíz por hectárea, quiere decir que está funcionando el apoyo al campo, pero necesitamos a tiempo los recursos y los proyectos", dijo.

Añadió que la UNTA trabaja con créditos porque los mil 500 pesos que les entrega la Sagarpa de apoyo para la producción de maíz es "insuficiente, se daban 2 mil 500 pesos y nos quitaron mil pesos, en lugar de apoyar la producción se invierten en cocinas donde se invierten miles de millones de pesos y eso no nos da de comer".