Perredistas renunciaron a sus candidaturas por presiones del crimen organizado: Reyes



 

-Hay lugares en que la delincuencia decide quién participa, lamenta el diputado

 

Fernando Polanco Ochoa/IRZA

Chilpancingo, Gro., abril 17 de 2018 (IRZA).- Algunos aspirantes del PRD renunciaron a las candidaturas a cargos elección que les asignó el partido, por la incesante violencia criminal y porque la delincuencia organizada "decide quién participa".

"Hay algunos compañeros que de última hora decidieron no participar por la inseguridad", confirmó este martes en entrevista el diputado local perredista Carlos Reyes Torres, ex presidente del Comité Ejecutivo Estatal (CEE) del PRD.

Pero el legislador se negó a precisar la identidad, la cantidad y las zonas de origen de esos aspirantes que renunciaron a la postulación, debido al cúmulo de crímenes políticos que se registraron en los tres primeros meses de este 2018.

"Sólo te puedo comentar eso porque no quisiera que ellos tuvieran algún problema, pero hubo compañeros y compañeras que ya estaba decidido que fueran los candidatos, pero finalmente y ellos mismos decidieron no participar por temor a los grupos de la delincuencia", confirmó en entrevista con Agencia de Noticias IRZA.

Los crímenes más notorios de aspirantes a participar en la elección del 1 de julio son los de Antonia Jaimes Moctezuma y Dulce Anayeli Rebaja Pedro, precandidatas del PRD y PRI, respectivamente, a la diputación local del distrito 25 con sede en el municipio de Chilapa.

A finales del 2017, además, fueron asesinados Adolfo Serna Noguera, precandidato del PRI a la Alcaldía de Atoyac, región Costa Grande, y Armando Arturo López Solano, ex dirigente del Partido Movimiento Ciudadano y virtual candidato a la Alcaldía de Quechultenango, en la región Centro.

La misma situación sufrió Homero Bravo Espino, precandidato del PRD a la Alcaldía de Zihuatanejo, y recientemente Ricardo Bravo Lázaro, ex dirigente de Morena en el municipio de Leonardo Bravo (Chichihualco), entre otros.

Cabe mencionar que ninguno de los crímenes políticos registrados entre el 2017 y este 2018 han sido esclarecidos por la Fiscalía General del Estado (FGE), mientras que el gobernador Héctor Astudillo Flores instaló una "mesa electoral" con los dirigentes de todos los partidos políticos para atender situaciones de violencia inherentes al proceso electoral de este año.  

En ese sentido, Reyes Torres también reprobó la incesante violencia en Guerrero en el contexto del proceso electoral coincidente de este año, en el cual se elegirá presidente de la República, senadores, diputados federales, alcaldes y diputados locales.

Dijo que se trata de una situación "lamentable" porque los "grupos de la delincuencia toman decisiones en sus territorios, deciden quién participa y quién no participa".

Aseguró que de esa situación ya "tiene conocimiento pleno el gobierno de la República", pero a pesar de eso "no vemos que se haga algo para evitarlo; es una omisión, o tal vez creen que eso les favorece o simplemente tienen temor a enfrentar a estos grupos".