domingo, 11 de marzo de 2018

Mira por qué Jacko Badillo es cercano a Anaya del PAN

En la gráfica, tomada en Acapulco Guerrero en septiembre del año pasado, aparece el candidato del PRD Joaquín Jacko Badillo, aparece junto con su esposa Alejandra, posando con Rodrigo Mena(cuñado de Jacko) previo a la boda entre éste último y María José Ocampo Vázquez (hija de Josefina Vázquez Mota, destacada dirigente panista). También aparece otro hermano de la esposa de Jacko (apodado El Pelón) y la madre del novio.

Por Julio Zenón Flores Salgado/Periodismo de investigación

La gráfica responde a la interrogante del porqué o cómo el empresario en materia de seguridad y en limpieza de oficinas, Joaquín Badillo Escamilla, tuvo contactos a nivel nacional para ser considerado en la encuesta que el PRD llevaba a cabo para seleccionar a su candidato a la presidencia municipal de Acapulco, donde competiría con otro externo, el doctor Marco Antonio Terán Porcayo, así como con cinco perredistas: Víctor Aguirre Alcaide, de UIG, David Jiménez Rumbo, de GG, Ilich Lizano Herrera, de Coduc, Francisco Torres, de IPG y Ramón Almonte, sin tribu.

Jacko Badillo emparentó en octubre del año pasado con la panista Josefina Vázquez Mota, ex candidata panista a la presidencia de México y ex candidata a la gubernatura del Estado de México. La panista es parte importante del grupo cercano al ahora candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, al ser defenestrada por el calderonismo que tenía el control del PAN antes de la llegada de Anaya, cuando su cuñado Rodrigo Mena se casó con la hija de la blanquiazul, María José Ocampo.

Un dato que no debe ser desdeñado a la hora de buscar los hilos que dan a Badillo muchas posibilidades de ganar, ahora al aspirante de MC, Ricardo Mejía Berdeja luego de que derrotara a los seis pretendientes perredistas, es que su cuñado Rodrigo (hermano de su esposa Alejandro Mena Zuzuarregui) no es un don nadie, sino que es funcionario del gobierno del estado de Sonora, al representar a esa entidad en la CDMX. ¿Le dice algo el gobierno de Sonora? ¿Le recuerda a algún acapulqueño con excelente relación con un sonorense de mucho peso nacional?

El cuñado de Jacko Badillo y la hija de Vázquez Mota, se casaron en el Centro Bancario de la CDMX el pasado mes de octubre, en una ceremonia que la prensa especializada tasó en ese entonces en unos 5 millones de pesos, a la vez que se hablaba de una luna de miel a países de la zona más cara y romántica de Europa, donde, por cierto, uno de los asistentes se llamó Fernando Reina Iglesias, esposo de Galilea Montijo, y, un mes antes, los felices novios hicieron una fiesta privada en Acapulco, al parecer en el restaurante Zibu, propiedad del chef internacional Eduardo Wichtendahl, hijo de Susana Palazuelos, presidenta estatal de la Cruz Roja mexicana, amante de la naturaleza, recurrente viajera y destacada chef acapulqueña.

Como se ve, no ha sido solo la actividad que el empresario acapulqueño ha realizado en las colonias de Acapulco, donde ha tejido una no desdeñable estructura, que le hace contar con una red formada por unos 25 mil seguidores y que le dio la oportunidad de ser candidato, en 2015, por el partido Verde Ecologista de México (PVEM) obteniendo 14 mil 88 votos que le sirvió para colocar dos regidores en la comuna acapulqueña: Enrique Granados y Linda Karina Ríos, en el cabildo que encabeza actualmente el perredista Jesús Evodio Velázquez Aguirre, lo que colocó a Badillo en la posibilidad de ser el candidato de la coalición Por Guerrero al Frente, en la lucha por la alcaldía en las elecciones de julio de 2018, sino también sus buenas relaciones con el candidato frentista Ricardo Anaya.

De acuerdo a los analistas políticos, de ser Badillo el candidato, podría sumar esos mismos votos más lo que haya sembrado en su labor sobre todo repartiendo agua gratuita en pipas, en una ciudad que no ha podido resolver el abasto del vital líquido por tubería a un importante porcentaje de la población, debido a que arrastra una pesada carga de adeudos históricos, heredados de las últimas cuatro administraciones municipales, a los votos duros que tiene el PAN en Acapulco, que promedian 30 mil (en la última elección alcanzó 40 mil), los 20 mil que trae MC y los 70 mil que tradicionalmente ha obtenido el PRD, y que podrían verse mermados hasta en un 50 por ciento, por la fuga de las estructuras de los inconformes con el resultado de la selección de candidato, a menos que éste los convoque y los invite a formar parte del próximo gobierno compartiendo con ellos puestos de primer nivel, lo que haría ser un candidato muy competitivo ante el candidato del PRI, Ricardo Anaya Ramírez, que ha logrado unificar a las corrientes del tricolor y ante la candidatura que presente el partido Morena, que oscila entre la magistrada Adela Román Ocampo, propuesta de Morena y Zeferino Torreblanca Galindo (quien obtuvo 40 mil votos la última elección que compitió para alcalde) o el doctor especialista en cirugía estética Javier Solorio Almazán y, el también candidato ya definido del PANAL, Rubén Figueroa Smutny.

Se puede dar por obvio que Badillo Escamilla tendría el respaldo de la cúpula nacional del PAN y en especial del candidato del frente, Ricardo Anaya, lo que le da una amplia ventaja.



xxx Trasfondo informativo. También en TV, MARTES Y JUEVES a las 9:00 de la noche en el canal 76 de Cablemas-IZZI, o en www.facebook.com/trasfondoinformativo