lunes, 4 de diciembre de 2017

200 mdp más al presupuesto de Seguridad Pública “no son suficientes”: Pedro Almazán


Fernando Polanco Ochoa/IRZA

Chilpancingo, Gro., diciembre 4 de 2017 (IRZA).- La ampliación de 200 millones de pesos al presupuesto anual de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Guerrero que aprobará el Congreso local para el ejercicio fiscal 2018, "no son suficientes" pero es un "aliciente".

"Cuando menos es un aliciente para atender necesidades prioritarias, que principalmente son vehículos", declaró este lunes en entrevista el secretario de Seguridad Pública, Pedro Almazán Cervantes.

Agregó que la ampliación presupuestal que aprobó la semana pasada la Comisión de Seguridad Pública del Poder Legislativo "definitivamente no es suficiente porque hay un gran rezago que requiere mayor recurso e inversión permanente".

Comentó que la dependencia estatal arrastra un fuerte déficit en parque vehicular, el cual es indispensable para desempeñar sus funciones, pero no confirmó si utilizará el aumento de presupuesto para comprar más patrullas.

Lo que sí comentó es que es necesario seguir reforzando el sistema penitenciario de la entidad, aunque aceptó que se requiere una fuerte inversión para mejorarlo, porque sus circunstancias no son óptimas, "pero tampoco está fallando".

"Se está trabajando, se está conteniendo, (pero) las condiciones adecuadas de reinserción social obtendrán mejores resultados en la medida en que tengamos una buena inversión para tener instalaciones, equipamiento y personal suficiente", comentó.

Sí hay un problema serio de delincuencia

Pese al aumento de homicidios dolosos (ejecuciones) en este año, Almazán Cervantes afirmó que los operativos de seguridad pública que se coordinan con las fuerzas armadas sí están funcionando.

Pero reconoció: "Tenemos un problema serio de delincuencia organizada, no sólo en Guerrero sino en todo el país, pero hoy más que nunca estamos empeñados en una gran labor y tarea de policías estatales".

De acuerdo con el funcionario estatal, Acapulco, gobernado por el perredista Evodio Velázquez Aguirre, ocupa el primer lugar en incidencia delictiva, seguido de Chilpancingo, Chilapa, Zihuanatejo y Taxco.

Por eso respaldó la iniciativa sobre la Ley de Seguridad Interior, la cual fue turnada al Senado de la República para su aprobación, porque garantiza certeza jurídica a sus actuaciones de combate al crimen organizado.

Aseguró que sin la participación del Ejército y de la Marina "ya se hubiera desbordado esto (la violencia), porque tenemos un problema serio y hay muchos factores que influyen en esto".

Comisiones de seguridad, por mandato

Sobre los policías estatales asignados a tareas de seguridad en torno a funcionarios, Almazán aceptó que "merman" la capacidad operativa de la Secretaría, pero aseguró que se trata de mandatos judiciales y recomendaciones de derechos humanos.

Sin embargo, se reservó la cantidad de policías comisionados a la seguridad personal de funcionarios estatales e incluso de civiles, a través de medidas cautelares.

"Son por mandato judicial o son recomendaciones de derechos humanos, no tengo el número exacto, pero no se asignan comisiones de manera discrecional. Yo quisiera tener a todos mis policías de manera íntegra, pero debemos cumplir con esos mandatos", dijo.