martes, 5 de diciembre de 2017

PRI y PVEM se oponen a que las mineras paguen más por extraer minerales de oro en Guerrero


Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro., diciembre 05 de 2017 (IRZA).-
 Diputados del PRI y del PVEM frenaron la propuesta de aumentar el pago de derechos a la hacienda estatal de las empresas mineras que operan en Guerrero, como propuso el diputado Isidro Duarte Cabrera, del PRD.

Las empresas mineras que explotan el subsuelo de Guerrero pagan actualmente 7.5 por ciento del valor anual de producción, y el legislador perredista propuso elevarlo al 8 por ciento.

También propuso aumentar a 0.75 por ciento el cobro de derechos extraordinarios por la explotación de minerales preciosos como oro, plata y platino, con el objetivo de aumentar los ingresos del estado.

Esos recursos adicionales, explicó el legislador, servirían para el financiamiento de programas y acciones que ayuden a mitigar el impacto ambiental que causan esas empresas, sobre todo en las comunidades.

Sin embargo, a los diputados de las bancadas del PRI y PVME no les convenció la propuesta y votaron en contra, por lo cual se turnó a comisiones.

En su exposición, Duarte Cabrera indicó que del 2011 al 2015 se extrajeron 252 mil toneladas de minerales que contienen oro. Agregó que de acuerdo con el INEGI, de enero a agosto de 2017 en Guerrero se tuvo una producción de 6 mil 675 toneladas en minerales de oro, plata y fierro, lo que ubica al estado en el quinto lugar en producción nacional de metales preciosos.

Agregó que los artículos 268 y 269 de la Ley Federal de Derechos, los titulares de concesiones y asignaciones mineras pagarán anualmente un derecho aplicando la tasa del 7.5 por ciento de sus ganancias, mientras que el artículo 275 de la misma ley, establece un pago extraordinario del 0.5 por ciento por la explotación de oro, plata y platino.

Dijo que el 77 por ciento de los recursos obtenidos se destinan al Fondo para el Desarrollo Regional Sustentable de Estados y Municipio Mineros, mismo que se distribuye en un 62.5 por ciento a los municipios en los que tuvo lugar la explotación.

El 37.5 por ciento restante va a las finanzas estatales, del total de ese ingreso se otorga un 2.5 por ciento a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano para desempeñar funciones de administración del Fondo Minero.

"Considerando que son las comunidades las que resienten el impacto ambiental de las explotaciones mineras, en sus suelos, vegetación, mantos acuíferos y aire, es justo ajustar la distribución de los recursos obtenidos por el pago de derechos de las mineras a favor de los pueblos de Guerrero", explicó Duarte Ortuño, pero sus propuestas no fueron aprobadas.