Trabajadores supernumerarios son hostigados por parte del alcalde Antonio Gaspar Beltrán, “porque protestamos ayer”

 Baldemar Gómez  Roque

Chilpancingo, Gro., a 9 de enero del 2019.Trabajadores supernumerario del ayuntamiento de Chilpancingo denunciaron que son hostigamiento laboralmente, todo como represalia de haber tomado el Palacio Municipal,  para demandar  nivelación salarial para más de 150 empleados que laboran en las diferentes áreas.

En conferencia de prensa en las instalaciones del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), dieron a conocer que el conflicto que se viene dando en el ayuntamiento, no es de ahora, "se viene dando desde hace mas de 20 años que los pagos no iguales, nos viene discriminando", exigen actualmente al alcalde Antonio Gaspar Beltrán que reconozca, que verifique, que tome en cuenta que los trabajadores del ayuntamiento tienen  ciertos derechos y deben de ser respetados.

Ya que la movilización de ayer, nace del corazón y de las arbitrariedades que se han venido dando por parte del alcalde Antonio Gaspar Beltrán, "existe mucha desigualdad, falta de democracia, de pluralidad, nos está dejando mucho que  desear  al frente del ayuntamiento", dijeron que como trabajadores, les apuestan al dialogo, "no a la confrontación con el alcalde, queremos unos lazo de dialogo, de comunicación, en donde pongan al servicio a los trabajadores para beneficiar al municipio".

Esperan que el alcalde recapacite y garantice la seguridad social de los trabajadores, "estamos demandando puntos que son básicos, como la igualdad en las garantías individuales a nuestros pagos", donde se aplique la igualdad salarial, y equidad y respeto, sin ser  hostigado laboralmente. "Pedimos al alcalde Antonio Gaspar, que no los vean como enemigos, que mejor lo vea como enlace para ayudar al municipio".

Denunciaron los trabajadores supernumerarios del Ayuntamiento de Chilpancingo  desde ayer lo como comenzó a hostigar debido que  desde ayer,  tomaran Palacio Municipal para exigir una nivelación salarial para más de 150 empleados.

En la conferencia de prensa, al  hacer uso de la palabra Elíseo Nava Chávez dijo que el  gobierno municipal es el  responsable haber tomado represalias contra los trabajadores inconformes que desde ayer se manifestaron en demanda de malos tratos.  Subrayaron que ayer  sostuvieron una reunión con el alcalde  Gaspar Beltrán, pero que no hubo acuerdo  tras nulos, que únicamente se optó por continuar las negociaciones con la liberación de las oficinas del Ayuntamiento.

Ante la negativa del alcalde, por no autorizar un incremento salarial a los trabajadores afectados, dadas las condiciones financieras por las que atraviesa el municipio, dieron la conferencia de prensa, en las instalaciones del Sindicato de Redactores de la Prensa, donde mostraron su inconformidad contra el alcalde.  

Señalaron que el servicio no se ha suspendido, las áreas del Ayuntamiento se encuentran con personal para su funcionamiento, y con salarios dos veces mayores a los de un trabajador supernumerario, teniendo un  tabulador de salarios del Ayuntamiento como una simulación, dado que no existe justicia laboral en los ingresos de los trabajadores de la administración municipal.

Como se recordará ayer por la  mañana estos mismo trabajadores,  cerraron los accesos al palacio municipal para exigir nivelación de aguinaldos, el aumento salarial que les prometieron y que hasta le fecha no les han cumplido, así como freno a las amenazas de despido por parte del alcalde Antonio Gaspar Beltrán.

Ya que desde las 09:30 horas de ayer martes, un grupo de 50 empleados extraordinarios se apoderaron de los dos accesos de entrada al ayuntamiento capitalino, ubicado en la calle "Ignacio Ramírez" y la de la Plaza Cívica, en pleno centro de Chilpancingo. Los inconformes señalaron que su demanda central es que el presidente municipal Antonio Gaspar Beltrán les cumpla con la promesa del pago igualitario de aguinaldo a todos los trabajadores, sindicalizados o extraordinarios.

Así mismo se quejaron de que la administración municipal no les reconoce su trabajo a través del pago, acusando que a los sindicalizados les pagaron el aguinaldo y un bono extra. En el cual denunciaron que los  trabajadores de base recibieron 70 días de aguinaldo, mientras que a ellos como supernumerario  solamente les dieron 35 días de aguinaldo, además de que el salario es casi el doble de lo que reciben los sindicalizados, por lo que le exigen al alcalde Antonio Gaspar Beltrán que les cumpla con los acuerdos establecidos, porque de lo contrario, no dejarán de manifestarse y protestar.