Toman nuevamente estudiantes de la Normal de Ayotzinapa la Caseta de Palo Blanco. Dan paso libre y cobran “cuota voluntaria” de $50

Baldemar Gómez  Roque

Chilpancingo, Gro., a 8 de enero de 2019.-Alumnos de Ayotzinapa, llegaron a la Caseta de Cobro de Palo Blanco, ubicada sobre la Autopista del Sol y tomaron de inmediato el control realizando el cobro a los automovilistas con "cuota voluntaria" de 50 pesos por vehículo, en ambos sentidos.

Esta mañana, unos  90 normalistas de Ayotzinapa, muchos de ellos con el rostro cubierto, a bordo de los autobuses Estrella de Oro 1578 y ADA 7554 llegaron a la Caseta de Cobro de Palo Blanco, ubicada sobre la Autopista del Sol y tomaron de inmediato el control realizando el cobro a los automovilistas con "cuota voluntaria" de 50 pesos por vehículo, en ambos sentidos.

Los  estudiantes de la Normal Rural "Isidro Burgos" de Ayotzinapa llegaron en dos autobuses de la Empresa "Estrella de Oro", dos de las poco más de 60 unidades que mantienen retenidas para sus actividades de apoyo al movimiento por los 43, y de inmediato movieron las cámaras de vigilancia para después dividirse en tres grupos: los primeros se apoderaron de las casetas de cobro y dejaron paso libre en ambos sentidos.

Un grupo se colocó sobre los carriles de la Autopista del Sol y se dedicó a realizar actividades de "volanteo informativo", cuyas hojas entregaron a los automovilistas y conductores de camionetas de empresas comerciales, así como a los choferes de los autobuses del servicio turístico con el objetivo de dar a conocer sus actividades y reiterar su búsqueda de los 43 normalistas que fueron desaparecidos en Iguala hace ya poco más de cuatro años.

Mientras tanto, el otro  se dedicó a cobrar a todos los conductores que pasaban por ahí, en ambos sentidos, una llamada "cuota voluntaria" equivalente a cincuenta pesos por unidad, así como también realizaron algunas pintas en el lugar.

En este mismo acto  grupo de elementos de la Policía Federal a bordo de tres patrullas, se mantuvo a distancia de la Caseta de Cobro de Palo Blanco, pero en ningún momento intervinieron, o siquiera hicieron el intento de dialogar con los estudiantes inconformes, por lo que solamente se dedicaron a tomarles fotografías y a recibir y realizar llamadas por celular, pero siempre manteniéndose al margen de las acciones de los normalistas de Ayotzinapa.

Para finalizar, los normalistas dieron a conocer que la acción de la toma de la Caseta de Palo Blanco fue con el objetivo de recaudar dinero para el mantenimiento y seguimiento del llamado Movimiento por Ayotzinapa, concluyó.