Bajo la sombra de la maestra…y del hermano

LECTURA POLÍTICA
Noé Mondragón Norato

No es una cuestión de eficacias, sino de relaciones de poder. Y muy amplias. Casi perpetuas, inextinguibles e impenetrables. A salvo de cambios, alternancias y de la cuarta transformación. De otra forma, no podría entenderse la designación del extitular de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), José Luis González de la Vega Otero, como Coordinador General Operativo de la SEP, al lado del titular de esa dependencia, el ex priísta y ex zedillista, Esteban Moctezuma Barragán. Hay que ir a la raíz de la cabeza de la hidra para entenderlo mejor.
EL PODER DE LA MAESTRA.- “Para que la cuña apriete, debe ser del mismo palo”. El refrán popular aplica puntual a la maestra Elba Esther Gordillo, propietaria desde 1989 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), y detenida por consigna de su propio partido, el PRI, la tarde del 26 de febrero de 2013. Desvío de recursos de las cuotas sindicales, fue el delito argumentado por la PGR. Y la cantidad sustraída: más de 2 mil millones de pesos. Suficiente para que pisara prisión durante todo el sexenio de Enrique Peña Nieto. Y fuera liberada perturbadoramente, el miércoles 8 de agosto de 2018. El mismo día en que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) entregó la constancia de presidente electo, a Andrés Manuel López Obrador. De ahí se abre lo demás: 1.- AMLO ha negado en todo momento, tener algún tipo de vínculo político con la maestra. Pero la designación de José Luis González de la Vega Otero estaría desmintiéndolo. Porque dicho personaje llegó por primera vez como titular de la SEG, en el gobierno del perredista Zeferino Torreblanca Galindo. Percibía alrededor de 200 mil pesos mensuales. Polémica fue su actuación en ese periodo, cuando, presionado para la entrega de plazas por 75 estudiantes egresados de la normal rural de Ayotzinapa, asumió que “muy probablemente” los jóvenes tenían relación con el Ejército Popular Revolucionario (EPR). Luego, en diciembre de 2005, vendría el escándalo de las 16 toneladas de libros de texto gratuito, vendidas a un reciclador de papel. Y en 2008, la adjudicación oscura de un contrato por 100 millones de pesos a empresas constructoras presumiblemente ligadas a los amigos y familiares del exgobernador perredista. Todo se le perdonó a De la Vega Otero. Porque se entienden las fuertes complicidades con el propio exmandatario perredista. Pero, sobre todo, era recomendado político de la maestra Elba Esther Gordillo. El principal picaporte que abría generoso, todo ese océano de beneficios es su hermano Jorge González de la Vega, quien fue durante muchos años, secretario particular de la maestra. La evidencia es contundente: Cuando José Luis González de la Vega, terminó su periodo como funcionario zeferinista, asumió como presidente de la Comisión Nacional de Elecciones Internas del hoy desaparecido Partido Nueva Alianza (Panal). 2.- Presa Elba Esther, sus cuadros políticos trataron de permanecer vigentes en la rueda del poder público. El sábado 1 de marzo de 2014, el entonces gobernador de Chihuahua, el priísta César Duarte Jáquez, designó a José Luis González de la Vega Otero, como “encargado” de la secretaría particular del gobernador del estado. Elogió “la eficacia que ha mostrado a lo largo de muchos años en distintas dependencias del gobierno, desde el área de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, o bien en Hacienda y en el Instituto Mexicano del Seguro Social, así como en el Conalep”. César Duarte fue acusado por el delito de peculado al término de su mandato en 2016. No comprobó 6 mil millones de pesos. Se dio a la fuga. Desde marzo de 2017, es buscado por la PGR y la Interpol. Con ese referente, de la Vega Otero fue otra vez, designado en 2015 por el gobernador tricolor Héctor Astudillo, titular de la SEG. Y hoy, saltó a la SEP. Al menos en Guerrero, la Ceteg y los normalistas de Ayotzinapa, ya se pusieron en alerta. Porque De la Vega Otero es el mismo que instrumentó en Guerrero, la Reforma Educativa. Y sería él mismo, quien la desarticularía. Si AMLO y la maestra Elba Esther Gordillo, así lo deciden.
HOJEADAS DE PÁGINAS…El Sistema Nacional de Seguridad Pública, acaba de revelar la cifra escalofriante: en 2018 ocurrieron en la entidad 2 mil 472 asesinatos. Un promedio de 185 al mes. Con estas cifras “alegres y optimistas”, el gobernador Astudillo Flores promueve el turismo guerrerense en España. Pero en los hechos, esa promoción no se ha medido positivamente: ni fortaleciendo el empleo ni con crecimiento económico ni con atracción del turismo extranjero. Qué tal.xxx Trasfondo informativo. Venos de lunes a viernes de 10 a 11 am en www.facebook.com/trasfondoinformativo y en https://youtu.be/7sbcO1WgF-s, con Jorge Zamora Tellez

Comentarios