Adela Román, alcaldesa bajo acoso ¿la doblarán?

"VOY CON LAS RIENDAS TENSAS Y REFRENANDO EL VUELO PORQUE NO ES LO QUE IMPORTA LLEGAR SOLO NI PRONTO, SINO LLEGAR CON TODOS A TIEMPO." León Felipe
Por Julio Zenón Flores Salgado

Tres sucesos llamaron la atención al cierre de la semana pasada en relación con la alcaldesa de Acapulco Adela Román Ocampo, que dan sustento al título de este artículo: Los asaltos a importantes franquicias de la costera Miguel Alemán, la divulgación de una supuesta lista de pagos municipales a teóricos socialistas y luchadores sociales, todos cercanos a la primera edil, y el balance presentado por ella ante el Grupo Aca.
Los primeros dos casos mencionados indican que ella es víctima tanto de acoso de la delincuencia, como de fuerzas políticas que desean verla derrumbarse; ambas quisieran quebrarla, derrotarla, para obligarla a abrirse a la negociación. El tercer elemento en cambio, es la respuesta a las presiones: no cederá y, por el contrario va, como escribiera el poeta español León Felipe: "Con las riendas tensas y refrenando el vuelo...", dispuesta a dar la batalla.
VEAMOS POR PARTES:
1.- Los asaltos a negocios como el restaurante 100 por ciento natural, en Costa Azul, el Sanborns Centro, el Starbuk de la Gran Plaza y el Dómino s Pizza, junto a la Universidad Américana, parecen estar eslabonados en una estrategia para demostrar que Adela Román no puede garantizar seguridad en la zona turística. La selección de los negocios atacados parece haberse hecho estratégicamente para golpear psicológica y mediáticamente.
Por sus nombres llaman la atención nacional e internacional, por su ubicación, uno en cada extremo (zócalo e Icacos) y otro en medio, de La Costera Miguel Alemán, la principal vía turística.
El botín, unos cuantos enseres en Dóminos, no más de tres mil pesos en el Starbuks y algo más en el Sanborns, no compensa los riesgos que implicarían asaltar lo que se supone es una zona blindada y sumamente vigilada, por lo cual es claro que se quería demostrar que no existe tal blindaje.
Irse contra la zona turística, en plena pretemporada del Tianguis Turístico, con acciones que parecieran de la delincuencia común y por ende no pudieran ser perseguidas por las fuerzas federales que ya operan en Acapulco como Guardia Nacional, dado que su detención en ese caso sería ilegal hasta en tanto no se apruebe la reforma que promueve su legalización y que ya pasó por la cámara de diputados y espera su paso por el senado de la República, puede tener también su peso político. Demostrar que la Guardia Nacional, mientras no tenga de su lado la reforma constitucional, está incapacitada para responder en esos casos.
Doblegar a Adela ha sido una intención del crimen organizado desde su llegada a la presidencia municipal y sólo hay que recordar que en vez de ceder ella pidió el apoyo federal obteniendo no sólo su escolta a cargo de una fuerza élite de la Marina Armada de México, sino también la intervención de las instalaciones de secretaría de seguridad pública municipal y la puesta en marcha en Acapulco del programa piloto de la Guardia Nacional, la cual aún sin ser aprobada, comenzó a operar como tal desde el 2 de diciembre, en este puerto dando fuertes golpes a los carteles locales, como el que opera u operaba en el Mercado Central y otro más que tiene sus dominios en la colonia Zapata.
La delincuencia organizada la puso bajo fuego, aunque evitaron lanzarse directamente contra ella, dado que ha sido protegida desde la presidencia de la República por la propia Armada de México, tanto en sus oficinas como en su domicilio y en cada uno de sus recorridos.
En cambio la colonia Morelos, donde ella ha vivido toda su vida se convirtió de pronto en uno de los foso rojos donde rafaguearon domicilios, quemaron camiones del servicio público, asesinaron personas a plena luz del día y dejaron cartulinas amenazantes.
2.- Desde una parte de la cúpula del partido que la llevó al poder se le han lanzado a la yugular y han endosado los ataques al secretario general del comité estatal, Marcial Rodríguez Saldaña (a quien no quieren dejar llegar a la presidencia interina del partido como le corresponde según los estatutos de Morena), en los ataques a la alcaldía de Acapulco, con un tono lejano de la cortesía que se tiene entre compañeros que discuten diferencias, y cercano a la forma en que se trata a los enemigos jurados, rayando en la persecución policíaca.
Es en ese contexto en que aparece una supuesta lista de luchadores sociales y teóricos de la lucha por el socialismo en México, acusados de cobrar en la alcaldía cantidades que van desde los 10 mil hasta los 50 mil pesos mensuales, en una simple relación, sin nada que ofrezca certeza de que sea real, sin siquiera tomarse la molestia de darle algún tipo de formato para que pareciera lista de ralla o relación de nómina oficial, con el aparente objetivo de golpear, no sólo a Marcial que aparece en esa lista, sino a la propia alcaldesa Adela Román y a su equipo cercano.
No sería difícil encontrar la mano que mueve ese tipo de señalamientos en redes sociales cuyo objetivo es meter dudas entre la militancia de Morena y sembrar rencor entre los acapulqueños hacia su alcaldesa y su cercano equipo de colaboradores, pues abiertamente un aspirante a la dirigencia estatal la ha descalificado diciendo que ella, como Marcial, no es de Morena, que es priista embozada, sin que se preocupe por presentar pruebas y basado solamente en el principio gobeliano de repetir una versión para sembrar dudas.
Estas acciones se sumarían a lo señalado el 7 de octubre por el periodista José Antonio Rivera, en su columna Bajo Fuego: "...resulta excesivo que al interior del nuevo gobierno se hayan formado grupos de presión que buscan restar poder a la titular de la administración municipal. Estos pequeños grupos parecen actuar teniendo como trasfondo los comicios por la gubernatura de 2021, por lo que desde ya iniciaron un golpeteo contra la alcaldesa".
Apuntes del abogado Alfredo Pérez Zárate, uno de los más destacados activistas de la comunidad jurídica guerrerense, señalan que los síndicos Javier Solorio Almazán y Leticia Castro Ortiz, en aparente alianza con la petista María de los Ángeles Elbjorn Trani (esposa del zeferinista Fernando Donoso), además de Roberto Ortega González y Hugo Hernández Martínez, estarían afanados en obstaculizar las decisiones de Román Ocampo. (Bajo Fuego: JARR oct. 7-18)
3.- Ante este acoso ha llamado la atención la actitud de la alcaldesa que no se ha doblegado y que está dando la batalla en ambos frentes. Haber tomado el modelo de Los Cabos, en Baja California, que permitió reconquistar la paz gracias al involucramiento de la sociedad, indica que que va en serio.
Lo señalado en el Grupo Aca no deja lugar a dudas: dijo que en Acapulco ya está en funcionamiento el nuevo esquema de seguridad, que en los hechos puede decirse que ya opera como la Guardia Nacional y que en esta coordinación está participando de manera activa la Policía Municipal, lo que antes no ocurría, y participan la Marina, la Defensa Nacional, la Procuraduría General de la República, la Policía Federal, y la Policía Estatal.
"Aquí en Acapulco ya hay Mando Único, la presidenta municipal tiene el mando único de la seguridad pública en Acapulco", asentó, aunque precisó que el mando operativo lo tiene la Armada de México.

Como parte de la estrategia de seguridad, la alcaldesa señaló que se incluye la depuración y cambio de mandos en la Policía Municipal, apoyo en la liberación de espacios públicos, denuncia a la extorsión y aplicación irrestricta de la ley, y reiteró su llamado a los acapulqueños a involucrarse.
Señaló que ha habido quienes han dicho que Acapulco es un caso perdido, pero dijo que gobierno y sociedad van a demostrar que no es así. "Acapulco es un gran reto, pero por falta de voluntad no va a quedar, vamos a hacer todo lo que tengamos que hacer" para reposicionarlo.
En el terreno político es donde aún no se aprecia una clara estrategia para contrarrestar los golpes bajos que le propinan sus compañeros de Morena, aunque por el contrario, al parecer ha comenzado a tejer alianzas con otros sectores de la izquierda, en donde aparecen nombres como los de Félix Salgado Macedonio, Ángel Aguirre Rivero y Luis Walton Aburto, además de mantener una buena relación institucional con el gobierno estatal encabezado por el priista Héctor Astudillo Flores, lo que sumado a la parte de Morena que le mantiene lealtad, le ha permitido la gobernabilidad al municipio.
Lo que se ve no es un panorama fácil para la alcaldesa, pero se nota que se ha ido templando como el acero (Así se templó el acero: Nikolai Ostrovski) y aunque ha tenido que hacer hasta ahora siete cambios en puestos claves de su gabinete, todo indica que lo irá consolidando en una férrea fuerza que le permita llegar y llegar bien al final de su mandato, "...PORQUE NO ES LO QUE IMPORTA LLEGAR SOLO NI PRONTO, SINO LLEGAR CON TODOS A TIEMPO." León Felipe.
Lo que le falta en este sentido, sería la construcción de una base social de apoyo, no sólo con carácter político, sino también para empujar desde la izquierda lo que se conoce como DEMOCRACIA PARTICIPATIVA, forma real de aterrizar lo que ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR HA DENOMINADO LA Cuarta transformación y ello se puede logar tanto con sectores civiles de la población que espera resultados y una parte de la clase política que se ido alejando tanto del PRI como de los grupos radicales de Morena que aparecen como vengativos y revanchistas.

Enviado desde mi Huawei de Telcel.

Comentarios