Padres de familia y docentes exigen la destitución de la directora de la primaria “Luis Donaldo Colosio”. La acusan de generar conflictos internos

Baldemar Gómez  Roque

Chilpancingo, Gro., a 4 de diciembre de 2018.- Docentes y padres de familia de la primaria Luis Donaldo Colosio de la colonia El Amate en Chilpancingo, cerraron la  escuela ubicada en la avenida Insurgentes para exigir la destitución de la directora Mónica Patricia Ríos Fonseca, a quien acusan de generar conflictos internos en la institución.

Ayer,  unos  50 maestros y padres de familia de la primaria Luis Donaldo Colosio, de la colonia El Amate en Chilpancingo, cerraron desde las 08:00 horas la escuela ubicada en la avenida Insurgentes, al ser entrevistado el docentes  Juan Manuel Sevilla, señaló que la determinación de suspender clases y cerrar la escuela fue una decisión que avalaron los padres de familia.

En el cual acordaron  que no reanudarlas clases hasta que las autoridades de la  Secretaría de Educación Guerrero (SEG) despidan a la directora Mónica Patricia Ríos Fonseca, debido que  acusan a la directora de hostigamiento laboral, así como haber puesto a disposición a diversos maestros y hacer mal uso de los recursos de la escuela, por lo que piden intervención de la Dirección General de Primarias y la contraloría interna de la SEP para que tome cartas en este problema.

Por su parte, el maestro Alberto Rodríguez dio a conocer que la Contraloría Interna, de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), giró un documento de separación del cargo, pero la directora no se quiere retirar, además de que sigue citando a reuniones a padres de familia, para "manipularlos".

En el cual detalló que 16 maestros exigen su destitución y otros cuatro están a favor de la directora, a quienes les perdona todo, motivo por el cual "el caso no se ha destrabado", y aclaró que les permite ausentarse, dar clases en estado de ebriedad y encubren los saqueos que ha hecho a la primaria, como el robo de equipo de cómputo.

Después, de que  cerraron la escuela y no permitieron dar  clases; además  colocaron pancartas y lonas en la fachada de la primaria, así como en la puerta principal y los muros, en las que escribieron consignas, mismas en las que se lee que exigen la destitución inmediata de la de la directora por hostigamiento laboral, concluyó.