Atisbo al problema de violación en taxis en Acapulco

Por Antonio Salinas

Es la cuarta ocasión que escucho la historia de una mujer que fue violada en un taxi (lo bueno, que esta vez hubo denuncia y agarraron al chofer). Ocurrió en un colectivo de la ruta Coloso Centro. La primera fue en la Progreso, la chica había ido a un cine de Costera y abordó un taxi (azul con blanco) para ir a Santa Cruz, el taxista atravesó por la Progreso, y en esta colonia le dio por una calle solitaria, rumbo a un barranco. La segunda salió de la Central Papagayo: tomó un taxi con destino a La Cima (azul con blanco) pero el conductor agarró por Cumbres de Figueroa, según, era una forma de cortar camino. La tercera subió a un taxi (ruta alimentadora) que va de Cuauhtémoc a Ruiz Cortines, en este caso, al parecer, el taxista conocía el trayecto de la víctima. ( Tomado del muro del poeta Antonio Salinas)

Enviado desde mi Huawei de Telcel.