Por decisiones cupulares, el PRI se encuentra enfermo, “pero tiene cura”: José Luis Ortega Meneses, priista del municipio de Tecoanapa

Baldemar Gómez Roque

Tecoanapa, Gro., a 9 de octubre del 2018.-Priistas de la Costa Chica, sostuvieron una reunión de trabajo, en donde acudieron  de este municipio de  Tecoanapa, el cual fue  es una gran oportunidad para  expresar el  sentir en este importante encuentro de opiniones de "Diálogos para la Transformación".

En el cual participaron  en  Foro con el tema: "DEMOCRACIA INTERNA";  lugar que se convirtió en reclamo histórico de la militancia ha sido la democracia interna para elegir dirigentes y gobernantes. Donde se preguntaron,  entonces: ¿Por qué se hacen oídos sordos a esta demanda?, que el PRI en cae  en pedazos cada día.

 Al ser entrevistado, José Luis Ortega Meneses, un  priista innato del municipio  de Tecoanapa, dijo "para  regresar al poder debemos aprender de la derrota. Es importante que los priistas construyamos la unidad a partir de una democracia interna de nuestro partido, partiendo de las bases y no como lo han venido haciendo de manera errónea con decisiones cupulares".

Además dejo en claro que se deben dejar que exista la democracia, "no  privilegiando las decisiones cupulares en la definición de liderazgos y candidaturas, basadas en intereses políticos de grupo, apoyadas por el poder económico, las ambiciones personales y el desprecio por la militancia".

En el cual se deben de dejar atrás las imposiciones, el amiguísimo, el compadrazgo, los caprichos de una clase gobernante insensible y prepotente.  En donde no existe  ejercicio político que privilegie candidaturas fuertes, sólidas. En cambio, hijos, amigos, funcionarios sin carrera, ocupan los espacios que deben ser de los verdaderos priistas, añadió.

 Adelantó, que es urgente  implementar una democratización de la vida interna del partido tricolor  y poner un alto a las imposiciones cupulares, que mucho daño han hecho al PRI; donde si no abren al partido a la democracia y dejan  que la dirigencia, programa de acción y estatutos se discutan abiertamente para dar paso a una renovada organización política, "no podremos recuperar el poder y la credibilidad de la sociedad".

Subrayó, que se requiere de una gran organización para rescatar al partido, debido que tiene una enfermedad que parece terminal pero que dicen "tiene cura" con democracia y el rescate de sus principios, de calidad moral y ética.  "Es tiempo de unidad, debemos asumir todos los priistas, que los cambios deben ser de verdad y muy profundos. Quienes estuvieron al frente del partido en los últimos años y quienes fueron responsables, cada quien en su tiempo, de la reciente derrota, no pueden pretender un PRI a su antojo", dijo  Ortega Meneses.

Por eso, hizo un llamado a los militantes, regresarles  el sentido de pertenencia y la motivación al trabajo de partido, "proponemos que la única fórmula para elegir a nuestros candidatos y dirigentes sea a través de una consulta directa a los militantes y simpatizantes. Es urgente que el ejemplo de democracia sea nuestro partido, practicándola para la definición de sus dirigentes y de sus candidatos", no del dedazo, ya vieron el resultado en las pasadas elecciones.

Donde recordó, "acabamos de pasar uno de los episodios más vergonzosos al interior del partido, porque el candidato a la Presidencia de la República no surgió de un proceso democrático, sino a través de las decisiones cupulares, esto no debe volver a ocurrir en el PRI, si queremos volver a contar con la confianza de la ciudadanía".

Dijo que participaron  en coalición con el Partido Verde Ecologista de México con el propósito de sumar esfuerzos encaminados a ganar las elecciones, respetando los acuerdos nacionales de las dirigencias de los partidos, pero personas de mentes perversas, anteponiendo sus intereses personales entorpecieron el trabajo en  todo el  municipio.

"Debemos retomar los principios que rigen al partido desde su fundación, dejando atrás al neoliberalismo que impuso la tecnocracia que se adueñó de este instituto político hace 30 años y que ha entregado como resultado un país desigual y empobrecido, para dar paso a un modelo socialdemócrata moderno, adaptado a la nueva realidad de una economía globalizada y a la era del conocimiento en la que vivimos", sentencio.

Recalcó,  que  los priistas  siempre ha luchado para que no haya pobreza ni desigualdad; sin violencia, sin inseguridad ni impunidad; sin corrupción. Un país en el que la política sirva a la sociedad y no se sirva de ésta". En el cual se desea que el   partido esté a la altura de los retos que enfrentan de manera democrática, incluyente, abierto a escuchar a los mexicanos, privilegiando siempre a sus militantes. "Debemos ser autocríticos, dejar de lado la simulación, abandonar la sumisión y hablar de frente a la sociedad"

Por eso exhortó, que a los dirigentes cambie sus prácticas, "luchemos por la legalidad y la democratización de nuestro partido. Es tiempo de un cambio de  actitud hacia la militancia, no hay  mejor camino que  dar apertura a la democracia en el PRI para recuperar espacios para que vuelva a ocupar un papel destacado en la conducción de los destinos de México", concluyó.