Ceresos, reinserción real_

*¡Jálalo que es pargo!*

*Por Jacko Badillo*

En el Congreso de San Luis Potosí se cocina una iniciativa promovida por el diputado Pedro Carrizales Becerra, mejor conocido como "El Mijis", mediante la cual plantea otorgar prestaciones como IMSS e Infonavit a los reos que trabajan en actividades lícitas mientras cumplen su condena en prisión. La propuesta, que en un principio pudiera parecer descabellada, en realidad no lo es tanto.

Para nadie es un secreto que en Guerrero, en donde existe una alarmante sobrepoblación en los Centros de Reinserción Social, esos espacios se han convertido en verdaderos posgrados para delincuentes, porque lejos de conseguirse el propósito de reintegrarlos a la sociedad como personas de bien, quienes salen generalmente lo hacen para seguir delinquiendo, si no es que desde el mismo interior de los penales siguen cometiendo ilícitos.

Según conocedores de esos temas, tan solo en el Cereso de Acapulco existe una población aproximada de 2 mil 300 internos, cuando su capacidad está planeada para mil 676, lo que representa un hacinamiento excesivo que incluso ha ameritado recomendaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, por esa y otras graves irregularidades, como la pésima calidad de los alimentos.

Si se pretende realmente devolver reformadas a las personas ahí recluidas, sobre todo a quienes cometieron delitos menores, deben mejorarse estos aspectos, pero sobre todo procurar que su estadía en la cárcel sea realmente una oportunidad para reformarse con oficios que se reflejen en un beneficio para la sociedad, con programas debidamente estructurados o proyectos productivos que les permitan generar ingresos para sus familias que los esperan afuera.

Esto debe ser parte de un plan integral que incluya educación para quienes deseen continuar sus estudios o concluir una carrera profesional, práctica deportiva e incluso tener la oportunidad de acercarse a Dios en la religión de su preferencia, pues está comprobado que ese es el mejor camino para apartarse del mal.

Dicen que quien da razón del camino es que andado lo tiene, y seguramente "El Mijis", por su experiencia de haber pertenecido a bandas de delincuentes e ingresado a los centros penitenciarios, conoce del tema que está proponiendo en San Luis Potosí, y si la finalidad es que los internos que están pagando su condena a la sociedad puedan generar derechos y que sea bajo su propio trabajo, para que al salir tengan una vivienda, seguridad social y que su familia no se haya desintegrado, creo que propuestas como esa no deben echarse en saco roto.

Habría que ver si los diputados de Guerrero son capaces de generar este tipo de iniciativas y las autoridades carcelarias están dispuestas a terminar con esas llamadas escuelas del crimen en que se han convertido los Ceresos, y comiencen a cumplir la función para la que realmente fueron creados.

Mientras tanto… ¡Jálalo que es pargo!
Enviado desde mi Huawei de Telcel.