Marchan familiares de víctimas de violencia en Guerrero; exigen justicia a las autoridades estatales

Baldemar Gómez Roque

Chilpancingo, Guerrero, 13 de agosto de 2018. Integrantes de colectivos de familiares que conforman el Frente Guerrero por Nuestros Desaparecidos marcharon en la capital en repudio a las recientes declaraciones del gobernador Héctor Astudillo Flores de que muchos jóvenes están desaparecidos porque se lo buscaron y por su participación en acciones delincuenciales.

La representante del Colectivo de Desaparecidos y Asesinados en Chilpancingo, María Guadalupe Rodríguez Narciso, demandó la investigación de la desaparición de su hijo, de quien desconoce su paradero desde hace cuatro años.

Dijo que al igual que ella, muchas madres buscan a sus hijos, esposos, hermanos y sobrinos, y acusó que "el gobierno del estado y la Fiscalía general son parte de la impunidad en que se mueven los grupos de la delincuencia organizada".

"Queremos que la Fiscalía entregue pruebas de que nuestros compañeros desaparecidos participaban en acciones delincuenciales, como dijo el gobernador ante un sector de dinero", manifestaron.

Durante la marcha, familiares de desaparecidos narraron sus dé como desaparecieron sus familiares   y lamentaron las declaraciones oficiales hacia las víctimas de violencia en Guerrero.

La movilización tiene como objetivo un mitin de protesta en el Palacio de Gobierno para luego asistir a un encuentro en donde participarán organizaciones de desaparecidos de todo el estado y otras partes del país.

La marcha comenzó a las 12 del día en la estatua de Nicolás Bravo, El Caballito, al norte de la capital, y se dirige al Palacio de Gobierno. En el cual participaron más de cien personas provenientes de diferentes municipios del estado como Chilapa, Iguala, y la capital Chilpancingo, así como niños que piden que ya no haya más huérfanos.

Dijeron que es una marcha de indignación, en el cual piden que el gobernador ofrezca una disculpa pública, y recriminan que la Fiscalía no ha dado resultados en la búsqueda de sus familiares a pesar de que hay un protocolo de desapariciones, pero éste no se implementa.

La marcha estuvo encabezada por el Frente Guerrero por Nuestros Desaparecidos, donde se integran varias ONGs y familiares de víctimas de la violencia en la entidad. Niños huérfanos, viudas, padres de familia y otros sectores, marcharon desde el monumento a Nicolás Bravo, ubicado al norte de Chilpancingo, para pedir avances en la investigación de sus familiares asesinados o desaparecidos.

Mismo que concluyó con un mitin de protesta en el Palacio de Gobierno para luego asistir a un encuentro en donde participarán organizaciones de desaparecidos de todo el estado y otras partes del país.