viernes, 3 de agosto de 2018

Celebra diputada federal priista la clausura de clínica abortista



Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro., agosto 3 del 2018 (IRZA).- La diputada federal Julieta Fernández Márquez, del PRI, celebró la clausura de la clínica abortista "Marie Stopes" por autoridades de la Secretaría de Salud del gobierno estatal.
Incluso se pronunció en contra del funcionamiento de esta clínica que iniciaría operaciones el lunes 30 de agosto, pues aseguró que su único objetivo era "hacer negocios".
"Su verdadera intención es vender los abortos. Qué bueno que el secretario de Salud (Carlos de la Peña Pintos) y el gobierno de Héctor Astudillo Flores han dicho que se cancela el permiso de salubridad para esta clínica", afirmó.
El miércoles, Araceli López Vázquez, directora en México de "Marie Stopes", declaró a la Agencia de Noticias IRZA que esta clínica ofrecería únicamente servicios de anticoncepción y prevención de infecciones de trasmisión sexual. Pero admitió que también ofrecerían asesoría para las mujeres que deseen interrumpir sus embarazos, a quienes trasladarían a sus instalaciones de la Ciudad de México, donde la práctica del aborto es legal.
Pero el jueves el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, confirmó que esta clínica y cualquier otra con servicios similares no tienen autorización legal para operar en Guerrero porque el Código Penal no está reformado.
Confirmó también que personal de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Guerrero clausuró la clínica de "Marie Stopes" y citó a comparecer a su personal. "No estamos autorizando esta clínica", puntualizó De la Peña.
Este viernes en entrevista, la diputada federal priista Julieta Fernández dijo que la actividad de esta clínica no está regulada y que utilizan la asesoría como una "fachada" para realizar abortos.
Cabe mencionar que el artículo 121 del Código Penal vigente en Guerrero establece tres causales punibles de aborto: por accidente de la mujer embarazada, por violación sexual o por alteraciones genéticas o congénitas.
La diputada criticó que las asociaciones feministas ejerzan presión contra las autoridades para que permitan que las mujeres puedan practicarse un aborto sin la denuncia penal por violación sexual que se establece en el Código Penal.
"Esto genera que siempre se pueda abortar con el simple hecho que digamos que hemos sido violentadas y se abre una puerta muy grande hacia el aborto discrecional y, sobre todo, a la promoción del aborto", consideró.
Por eso convocó a los padres de familia a que orienten a sus hijos para evitar embarazos no deseados, a través del uso de anticonceptivos, la prevención de enfermedades de transmisión sexual y retrasar el inicio de su vida sexual.
Durante su gestión como diputada de la 60 Legislatura del Congreso local, Fernández Márquez manifestó su abierto rechazo a la despenalización del aborto, ante las presiones de grupos feministas.
Incluso fue severamente criticada porque al término de una reunión encabezó una oración con líderes religiosos e integrantes de asociaciones Pro-Vida en la sede del Congreso, en rechazo a la práctica abortiva. (www.agenciairza.com)