Familiares de tres jóvenes detenidos como presunto culpable de los homicidio de las mujeres; marcharon exigen justicia al gobernador del estado

Baldemar Gómez Roque

Chilpancingo, Gro., a 15 de agosto de 2018.-Familiares y amigos de tres jóvenes que fueron detenidos por la Policía Ministerial como presuntos responsables del asesinato de las maestras jubiladas Gudelia Adame García y Joela Vargas García marchan en la capital para exigir una audiencia con el gobernador Héctor Astudillo Flores.

Además, exigen y a las autoridades de la fiscalía que los liberen porque afirman que son inocentes, debido que los policías ministeriales les sembraron el delito como siempre lo hacen.

En la marcha participaron menos de 50 personas comenzó a las 11:20 de la mañana en la plazoleta Unidos por Guerrero y se dirigen al Palacio de Gobierno. Al frente de la movilización, los familiares portan una lona con las fotografías de los tres jóvenes en la que se lee que son inocentes y fueron acusados injustamente, con gritos piden justicia y que no sigan deteniendo a gente inocente.

La fiscalía el pasado 10 de agosto informó de la detención de Óscar Iván, Jhonatan, Yosael y un menor de edad, como los presuntos homicidas de las mujeres. Esta mañana, familiares de los tres jóvenes marcharon del parque Unidos por Guerrero al Palacio de Gobierno, aseguran que son inocentes y exigen una audiencia con el gobernador Héctor Astudillo Flores.

Al ser entrevistada, Diana Laura Gómez, hermana de Yosael, uno de los detenidos, narró que los tres jóvenes desaparecieron el mismo día de la colonia PRT, por lo cual acudieron a interponer una denuncia ante la Ministerio Público por desaparición el 7 de agosto, además de buscarlos en el Servicio Médico Forense (Semefo), sin embargo, tres días después la FGE los presentó como presuntos responsables del doble homicidio.

Subrayaron que "tenemos pruebas de que son inocentes, su detención es una violación a los derechos humanos y exigimos una audiencia con el gobernador".

Sobre el menor que es acusado aseguran que no existe ningún menor bajos dichos cargos, como lo aseguró la Fiscalía en su comunicado. De acuerdo con los familiares ya pudieron ver a los jóvenes durante cinco minutos, pero no dijeron nada por temor.

Como se recordará las ambas mujeres desaparecieron el 27 de julio y fueron halladas asesinadas a balazos y calcinadas en el libramiento de la capital a Tixtla el 5 de agosto y que ahora las autoridades solo agarren chivos expiatorios como siempre hacen las autoridades.