lunes, 23 de julio de 2018

Periodista y defensoras de los derechos humanos respaldan a Araceli Tecolapa Alejo, mujer indígena y defensora de los Derechos Humanos en Guerrero.

Baldemar  Gómez  Roque

Chilpancingo,  Gro., a 23 de julio de 2018.- Grupo de mujeres periodista y defensoras de  los derechos humanos,  se  solidarizaron y se sumaron a la petición de su  compañera Araceli  Tecolapa Alejo,  pidiendo que el director del Centro Regional de Defensa de los Derechos Humanos José Ma. Morelos y Pavón A. C. el C. Manuel Olivares, haga una disculpa pública, reconociendo la violencia de género hacia ella.

 Atravez de un comunicado, que hicieron circular a los diferentes medios de comunicación, grupos de mujeres periodista y defensora de los derechos humanos, dieron  a conocer que  el estado de Guerrero  vive  todos los días, la discriminación, la violencia de género, los feminicidios, la desaparición forzada entre otras graves violaciones de derechos humanos, cosas que  los tres niveles de  gobierno no han logrado parar.

Por eso  como grupos de  mujeres defensoras de derechos humanos, reconocen  la lucha de la mujer guerrerense que no calla frente a las atrocidades donde las autoridades son omisas o cómplices, "por lo que, de la misma manera no podemos dejar pasar por alto tratos indignos fuera o dentro de las organizaciones sociales, donde luchamos día a día y se viva la violencia contra la que todos los días trabajamos", recalcaron.

Y como grupos de  feministas, "reivindicamos que las relaciones de poder al interior de las organizaciones también tiene una clara dimensión política y confiamos en que esta crisis nos ayude a construir organizaciones más coherentes, de la misma forma en que exigimos al Estado un trato digno para las personas que acompañamos".

Como se recordará que el pasado 26 de junio  Araceli Tecolapa Alejo fue despedida  de manera injusta por expresar la violencia de género, acoso laboral y sexual hacia su persona por parte del director Manuel Olivares del Centro Regional de Defensa por los Derechos Humanos José Ma. Morelos y Pavón A.C. en el municipio de Chilapa de Álvarez, Guerrero donde laboraba de años.

Subrayaron que el trabajo que Araceli realizaba dentro de la organización, fue que al hablar la lengua náhuatl, hacia más fácil la comunicación entre sus compañeros y las familias indígenas que se encuentra en la búsqueda de sus familiares desaparecidos, en algunas ocasiones colaboraba como perito traductor ante el ministerio público, también hacia la difusión que ayuda a visibilizar la impunidad y la falta de voluntad de las autoridades en el tema de desaparición de personas en Guerrero.

Así mismo facilitaba talleres psicosociales para las familias que son acompañadas por el Centro Morelos por medios electrónicos y redes sociales,  "supimos que  como sabemos que hablar de estas situaciones en ONG´s es algo delicado, pero también sabemos que nada puede contrarrestar la ola de violencia hacia las mujeres y niñas, si no comenzamos desde casa".

Añadieron que con  este pronunciamiento no  quieren  sacar provecho de la situación, mucho menos pretendemos afectar a la organización, ni a sus integrantes, ni a las familias que acompañan, ni el trabajo que como organización han realizado por años, "pues reconocemos que la labor del Centro Regional de Defensa por los Derechos Humanos José Ma. Morelos y Pavón A.C. ha sido de gran relevancia para la defensa y acompañamiento en una de las regiones de nuestro país con mayor vulnerabilidad,  por el nivel de violencia estructural en el que se encuentra y que a su vez es el Centro Morelos y el trabajo de sus integrantes".  Mismo que "nos permite afuera saber lo que sucede, en un escenario en el que incluso medios de comunicación y la libertad de expresión han debido callar por el riesgo que significa documentar lo que ocurre".

Recalcaron que  ninguna mujer debe ser discriminada, ni violentada y "por quienes la conocemos sabemos la seriedad con la que desempeñaba sus labores dentro de la organización y hacerle saber que no está sola".

Subrayaron que se necesita seguir el camino y está claro que ahora se necesita dar el primer paso, reconociendo cuando ha habido una actitud, pero que lastima y violenta la dignidad humana, abriendo más posibilidades de mejorar el entorno donde laboran.

Y como grupos de mujeres defensoras, "nos solidarizamos y nos sumamos a la petición de la compañera Araceli, pidiendo que el director del Centro Regional de Defensa de los Derechos Humanos José Ma. Morelos y Pavón A. C. el C. Manuel Olivares, haga una disculpa pública, reconociendo la violencia de género hacia ella".

Por último, pidieron a las organizaciones sociales en Guerrero que se solidaricen para buscar un dialogo en esta situación que vulnera a todos, alentamos al centro Morelos a buscar un proceso de acompañamiento en género y resolución de conflictos para que estos hechos no se repitan en el futuro; Tú lucha es nuestra lucha! Araceli no está sola, mujeres defensoras de derechos humanos estamos con ella y exigimos respeto a ella y a sus derechos, concluyeron.