No hay prisa por renovar dirigencia del PRI en Guerrero, dice Huicochea


Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro., julio 16 del 2018 (IRZA).- La reestructuración de la dirigencia del PRI en Guerrero "no es una prioridad" y tampoco "hay prisa", dijo el presidente del Comité Directivo Estatal (CDE), Heriberto Huicochea Vázquez.
Este lunes en la Ciudad de México, el ex gobernador guerrerense René Juárez Cisneros renunció a la Presidencia del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), donde fue relevado por la también guerrerense Claudia Ruiz Massieu.
Juárez Cisneros fue designado el pasado 2 de mayo por el entonces candidato presidencial José Antonio Meade Kuribreña, en relevo de Enrique Ochoa Reza, quien a su vez había sustituido a Manlio Fabio Beltrones, cuyo periodo estatutario vence en 2019.
Heriberto Huicochea explicó que la renuncia de René Juárez obedece a que iniciará funciones de diputado federal.
Ruiz Massieu, quien se desempeñaba como secretaria general, tiene 60 días para convocar al Consejo Político Nacional, que determinará si ella continúa hasta el 2019, como marca el periodo de Manlio Fabio Beltrones, o aprueban el inicio del proceso interno para elegir a una nueva dirigencia.

En Guerrero no hay prisa

En entrevista telefónica, Huicochea Vázquez reconoció que los cambios en el PRI de Guerrero serían "sanos y prudentes", pero precisó que tampoco es una prioridad y que se realizarán "de manera pausada e inteligente".
Informó que él junto con Gabriela Bernal Reséndiz fueron electos como presidente y secretaria general del PRI en Guerrero, respectivamente, hasta el 2021. "Son tres años que nos quedan, y la verdad es que no hay prisa por movernos", acotó.
A partir del 1 de septiembre, Heriberto Huicochea asumirá funciones como diputado local de representación proporcional, lo cual, aclaró, no le impide continuar como dirigente estatal del PRI.
"No estoy impedido, puedo ser diputado y presidente del PRI; sin embargo, hay que dedicarle tiempo a los asuntos", indicó, aunque matizó que sí valoran una posible restructuración.
Explicó que en caso de renunciar al CDE del PRI por su nuevo encargo legislativo, sería relevado estatutariamente por Gabriela Bernal Reséndiz, aunque también podría designarse a un delegado especial con funciones de presidente.
Atajó: "En este momento no es una prioridad hacer la renovación del PRI en Guerrero", pero también admitió que "sería lo más sano y prudente" efectuar esos cambios.
De entrada, añadió, deben ir pensando en quién será el relevo de Fermín Alvarado Arroyo, quien renunció a la dirigencia del PRI en Acapulco, tras ser designado por el gobernador Héctor Astudillo Flores como director general de los Colegios de Bachilleres en Guerrero. (www.agenciairza.com)