sábado, 7 de julio de 2018

Gobernador electo de Jalisco se separa de Movimiento Ciudadano y busca a AMLO

El ganador de la elección a gobernador en Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, cortó sus lazos con Movimiento Ciudadano, el partido que lo postuló en los comicios del 1 de julio, y ahora busca reunirse con el futuro presidente Andrés Manuel López Obrador, con quien este año sostuvo varios enfrentamientos verbales.
"Esta será la última rueda de prensa que yo dé en Movimiento Ciudadano, que tendrá que seguir su camino. Yo el día de hoy renunció a cualquier vinculación de relación política con esta plataforma", dijo Alfaro.
El político jalisciense aclaró que no se trata de una renuncia a Movimiento Ciudadano, sino una "desvinculación", pues nunca aceptó militar en ese partido partido que conformó este año la coalición Por México al Frente.
Además, anunció que una vez que concluya su gobierno en Jalisco, se retirará de la vida pública. La razón, dijo, es enfocarse los últimos seis años a construir el mejor gobierno en la historia del estado.
"En esta elección acabo de enfrentar la última elección de mi vida. No voy a buscar ningún cargo de elección popular después de ser gobernador de Jalisco, y eso no es una anuncio electoral, es un anuncio de gobierno", dijo Alfaro, rodeado de su equipo cercano.
El virtual gobernador electo también aseguró que ya tuvo comunicación con la ministra en retiro Olga Sánchez Cordero, propuesta por López Obrador para ocupar la Secretaría de Gobernación, para buscar un acercamiento con el tabasqueño.
"Establecimos nuestra voluntad. Quedamos en que se generarán las condiciones para que en los próximos días haya un encuentro".
En sólo seis años, la relación entre Alfaro Ramírez y López Obrador pasó del amor al odio y, ahora, a la reconciliación. En 2012, ambos fueron candidatos, el primero a gobernador y el segundo a presidente, por la coalición del PRD, PT y Movimiento Ciudadano. En mitines que tuvieron juntos en Jalisco, cruzaron elogios y se alzaron las manos.
Pero la derrota de ambos hace seis años marcó una distancia que se transformó en diferencias públicas. Este año, Alfaro Ramírez acusó a López Obrador de tener una "visión trasnochada", luego de que el morenista dio su apoyo al candidato Carlos Lomelí y AMLO respondió llamándole "palero" a su viejo amigo.
Ahora, la victoria de ambos abre un capítulo de reconciliación. En política, como en la vida, del amor al odio hay solo un paso.
 xxx Trasfondo informativo. También en TV, MARTES Y JUEVES a las 9:00 de la noche en el canal 76 de Cablemas-IZZI, o en www.facebook.com/trasfondoinformativo