miércoles, 11 de julio de 2018

Adiós al PRI dijeron los migrantes: secretaría al garete

Miguel Ángel Arrieta

Tres meses después del último encuentro con funcionarios federales y estatales, representantes de guerrerenses radicados en diversos estados de la unión americana se reunirán el próximo viernes 13 con personal de Sedesol federal y el Secretario de los Migrantes de Guerrero, Fabián Morales, bajo una circunstancia inédita: de acuerdo al INE el 85 por ciento de los paisanos que votaron desde el extranjero fueron a favor de Morena. Despidieron al PRI.

La agenda oficial de esa reunión mantiene como tema central la evaluación y aprobación de obras ejecutadas a través del programa 3 X 1, pero en realidad el verdadero interés prevalece en asuntos alternos que los migrantes no quieren posponer: el replanteamiento de la relación con el nuevo gobierno federal y la obsolescencia en la que se conduce la Secretaría de Migrantes y Asuntos Internacionales de Guerrero, (SEMAI).

De hecho, en la última sesión del Comité de Evaluación y Atención a Migrantes, (COVAM), celebrada en la delegación de Sedesol federal en Chilpancingo, dominó un ambiente de inconformidad por la opacidad y autoritarismo con que es operado el programa 3 X 1 por parte de la federación y la apatía manifestada por la SEMAI. Al final de cuentas prevalecieron reclamos a los que hasta la fecha no se les ha dado solución.

Y es que a la burocracia de Sedesol se le ocurrió en el último tramo del sexenio peñanietista modificar de manera unilateral, autoritaria, las reglas de operación del programa Tres por Uno, sin tomar en cuenta la opinión de los migrantes y sin proporcionar la información suficiente para actualizar la presentación de proyectos.

Otro tema dominante en el contexto migrante, es el debilitamiento de las políticas públicas para atender a guerrerenses en el extranjero. En este cargo endosan el pago de la factura política al titular de la SEMAI, Fabián Morales Marchán, funcionario que mereció el cargo por su origen migrante pero ampliamente cuestionado por apropiarse de 35 mil dólares recaudados para damnificados del huracán Manuel.

Por lo menos, de la lista de irregularidades atribuidas al secretario del ramo destacan cuatro puntos:

1.- En los primeros días de junio pasado Fabián Morales recibió observaciones de la Contraloría federal por la irregular comprobación de recursos del Fondo de Apoyo a Migrantes, (FAM), programa aplicado para que guerrerenses deportados o que retornan voluntariamente a sus comunidades se reincorporen a actividades productivas.

Con ese propósito el gobierno federal entregó en 2017 poco más de 25 millones de pesos a la SEMAI para adquirir paquetes de herramienta, provisiones comestibles, equipos de cocina, entre otros productos útiles en el fomento al autoempleo.

El problema es que Fabián Morales no cumplió con la licitación reglamentaria al contratar proveedores y benefició a una empresa comercializadora que incrementa los costos en un 35 por ciento.

2.- La entrega de recursos del FAM se detuvo en Guerrero después de que se detectó que una sola persona había sido beneficiada hasta en dos y tres ocasiones con la entrega de apoyos al autoempleo, por lo que los representantes que hacen la función de enlaces municipales para coordinar la entrega del FAM, fueron convocados de último momento por Javier Moreno, quien coordina el FAM en la SEMAI sin ser funcionario de la dependencia, para firmar comprobaciones sin respaldo real.

3.- El activismo priista del Secretario de los Migrantes y Asuntos Internacionales de Guerrero, Fabián Morales Marchán, durante el pasado proceso electoral ha sido cuestionado y reprobado por líderes de organizaciones migrantes en Chicago, Dallas, Los Ángeles y Atlanta.

El funcionario prácticamente operó como delegado del PRI en los municipios de Cocula, Iguala y Buenavista de Cuellar, -los tres ganados por la oposición-, ante la elevada tasa de migración que registran esas localidades.

En Cocula, municipio del que es originario Fabián Morales, designó a Enrique Sotelo, director de la SEMAI, para promover el voto a favor del PRI, pero resultó poco efectivo: apenas logró 41 votos en las casillas a su cargo.

4.- La notable reducción presupuestal a que es sometida la SEMAI ha derivado en la eliminación del programa de atención a jornaleros migrantes, la cancelación de apoyo a actividades culturales migrantes, la reducción de asistencia humanitaria a paisanos en calidad emergente y los únicos programas activos son el 3 X 1, en el cual es señalado de corrupción, y Acercando Corazones, consistente en gestionar visas para que adultos de la tercera edad visiten en norteamérica a hijos y nietos que no han visto en décadas. Pero hasta este programa ha sido operado con mayor éxito por el ayuntamiento de Iguala.

De avanzar la propuesta de reingeniería burocrática anunciada por integrantes del virtual gabinete del presidente electo López Obrador, para reducir el elevado gasto de la nómina federal, seguramente los estados replicarán esa ruta con la eliminación de oficinas obsoletas y la compactación de secretarías improductivas.

Con tal antecedente, una revisión inmediata al organigrama del gobierno guerrerense ubica a la secretaría de Migrantes y Asuntos Internacionales, (SEMAI), con alta probabilidad de ser reestructurada y dejarla como subsecretaría o regresarla a nivel de dirección.

Después de todo, ni tiene presupuesto, ni propuestas y menos un titular calificado.

Enviado desde mi Huawei de Telcel.