Sedatu engaña a damnificados por Ingrid y Manuel; les entrega casas sin servicios



Chilpancingo, Gro., junio 11 del 2018 (IRZA).- Los propietarios de casas habitación que construyó la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu) en la cabecera de Eduardo Neri (Zumpango) para damnificados de las tormentas Ingrid y Manuel (septiembre del 2013), exigieron la introducción los servicios públicos para hacer habitables sus viviendas que les fueron entregadas hace cuatro meses.

Los inconformes acudieron a las oficinas de Sedatu a exigir que acaben de entregarles sus viviendas de acuerdo al compromiso que hizo el presidente Enrique Peña Nieto: "solo nos engañan con el tema de la reconstrucción porque entregan obras y fraccionamientos incompletos".

Se trata de personas que son damnificados por las tormentas Ingrid y Manuel en septiembre del 2014, que dejaron a miles de familias damnificadas.

Dieron a conocer que por esos motivos el gobierno federal, a través de Sedatu, los incluyó en la lista de damnificados que recibirían atención y tras 3 años y 4 meses por fin les entregaron las 30 viviendas que les habían prometido, pero sin los más elementales servicios.

La Sedatu les entregó esas viviendas en el fraccionamiento Puente Blanco, en Zumpango, donde una empresa constructora que contrató esa Dependencia federal edificó esas viviendas, las cuales ahora se sabe no fueron entregadas con los servicios necesarios para vivir.

Martín Guerrero Salmerón, uno de los damnificados, dio a conocer que esas casas "nos la entregó el gobierno a través de Sedatu; en febrero nos entregaron esas 30 casas pero no como debiese ser".

Informó que el fraccionamiento no cuenta con "el servicio de energía eléctrica, agua, drenaje, no hay ningún servicio, por eso venimos a exigirle a los funcionarios de Sedatu que nos atiendan, porque ha sido un verdadero drama el que hemos vivido".

Señaló que a esas 30 familias les "urge la electrificación, desde febrero estamos exigiendo que se instale ese servicio, nos dicen que ya tienen los papeles y que los van a entregar, nos dan vueltas y no hay solución".

Guerrero Salmerón dio a conocer que ya hay familias viviendo en ese lugar: "por la necesidad, porque andaban rentando luego de la tragedia que vivimos; aun así con la falta de servicios decidieron mudarse al Fraccionamiento porque no tienen dinero para seguir pagando renta".

Dio a conocer que se entrevistaron con un funcionario de nombre Jesús Zúñiga: "quien nos van a ir a verificar para ver qué solución nos dan, vamos a esperar y, si no, iniciaremos un plantón hasta que nos den solución porque ya estamos cansados de que nos sigan engañando".