jueves, 21 de junio de 2018

“Marco Leyva, el pueblo no te quiere”, gritaron trabajadores en el Congreso



 

- Se oponen a que MAL regrese a la Alcaldía

- Bloquearon los accesos a la Cámara de Diputados

 

Fernando Polanco Ochoa/IRZA

Chilpancingo, Gro., junio 21 de 2018 (IRZA).- Trabajadores del Ayuntamiento de Chilpancingo, agremiados de "La basura jefa", transportistas y hasta maestros de la CETEG, boicotearon la sesión de este jueves del Congreso local, en la que se aprobaría la reincorporación de Marco Antonio Leyva al cargo y funciones de presidente municipal.

Los accesos a la sede legislativa fueron bloqueados desde las 8:30 de la mañana para impedir el acceso a diputados y trabajadores.

"Marco Leyva, el pueblo no te quiere. Ten dignidad", se leía en las mantas que colocaron los trabajadores.

A la "toma" del edificio se sumaron miembros de "La basura jefa", quienes apostaron sus unidades cargadas de desechos sólidos y advirtieron que no permitirán el regreso del edil priista.

También arribaron transportistas de materiales para la construcción con la misma postura, lo mismo que docentes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), manifestando su inconformidad en contra de la Reforma Educativa.

"Le fallaste a las madres trabajadoras. Exigimos seguro de vida y no cumpliste. No más salarios de 680 pesos. No cumpliste con la base trabajadora", le reprocharon los trabajadores municipales a través de pancartas colocadas en la reja perimetral.

A nombre de los trabajadores de la Sección 28 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), J. Natividad Adame Martínez se pronunció en contra del regreso de Leyva Mena al cargo de presidente municipal porque les incumplió.

Dijo que "nunca" reportó al Instituto de Seguridad Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (ISSSPEG) las cuotas que les descontaba vía nómina, cuyo monto, aseguró, asciende a más de 100 millones de pesos.

Agregó que el gobierno del alcalde MAL también les descontó cuotas de diversos conceptos como prevención social, seguros de vida, gastos funerarios, entre otros, que hacen un total de 30 millones de pesos. "El dinero lo tienen ellos, ellos hacían los descuentos", dijo.

Reconoció que no pueden impedir el cumplimiento a la sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que ordenó la reinstalación de MAL, pero también exigió justicia para los trabajadores agraviados.

A través de un sistema de sonido y sin identificarse, un maestro de la CETEG dijo que "Chilpancingo ha lucido adornos de basura en las esquinas, en el Zócalo, como consecuencia de que el gobierno municipal no está respondiendo a sus obligaciones y a las necesidades del pueblo".

Dicho lo anterior, se pronunciaron en contra de la Reforma Educativa, como lo han hecho desde su aprobación, y enfilaron hacia el sur de la ciudad, rumbo al Palacio de Gobierno estatal, y llamaron a los ciudadanos a que voten con responsabilidad en la elección del 1 de julio para que ya no elijan "a sus verdugos".

En el interior del edificio legislativo, diputados de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, presidida por Héctor Vicario Castrejón, del PRI, sostenían una reunión con trabajadores del Sindicato Independiente encabezados por su dirigente Domingo Salgado Martínez.

Alrededor de las 13:00 horas, Salgado Martínez salió a la reja perimetral y ante reporteros y seguidores declaró que el diputado Vicario les pidió que liberaran los accesos para que los diputados ingresaran con el objetivo de iniciar la sesión programada para este jueves en la que se abordaría el tema de la reinstalación de MAL en la Alcaldía.

No obstante, el líder sindical aseguró que no liberarían los accesos, pese a reconocer que estaban infringiendo la ley por obstruir el acceso a un edificio público, pero enfatizó que no permitirían la reinstalación de MAL, cuyo caso, confirmó, sí estaba enlistado en el Orden del Día del órgano legislativo.

Hasta las 15:00 horas de este jueves los trabajadores se mantenían apostados en los accesos al Palacio Legislativo, quienes instalaron carpas para cubrirse del sol. En tanto, la sesión legislativa no se había suspendido, pero tampoco reprogramado.