domingo, 10 de junio de 2018

Marchan fieles católicos y ciudadanos por las principales calles de Chilpancingo a favor de la paz

Baldemar Gómez Roque

Chilpancingo,  Gro.,  a 10 de junio de 2018.-Entre unas 200 personas convocadas por la Diócesis Chilapa Chilpancingo marcharon del Monumento a Las Banderas al Zócalo capitalino, en donde realizaron  una misa por el padre Benito Cuenca Mayo, encargado de la Catedral de la Asunción de María, en el marco de una movilización a la que llamaron Marcha Silenciosa por la Paz.

La mañana de ayer domingo aproximadamente unas 200 persona, el cual fue realizada por la Diócesis Chilapa Chilpancingo, en donde  marcharon del Monumento a Las Banderas al Zócalo capitalino,  llevaron a cabo una misa. Los feligreses y ciudadanos de Chilpancingo marcharon en silencio por las principales calles y avenidas de esta ciudad capital, algunos de ellos portando vestimentas blancas, globos del mismo color y portando mantas y pancartas.

Cabe destacar que previo a la marcha, en la glorieta de Las Banderas, a pocos metros donde fue asesinada una joven por la mañana, los asistentes entonaron canciones cristianas y oraron por la paz y la seguridad en el estado y el país.

El padre Benito Cuenca Mayo, encargado de la Catedral de la Asunción de María, aseguró que está movilización fue resultado de una constante demanda de los fieles católicos, quienes domingo a domingo en las misas manifestaban su deseo de hacer alguna actividad en contra de la violencia aquí en Chilpancingo.

Recalco  que ante esa insistencia, la Diócesis Chilapa Chilpancingo se organizó y decidió llevar a cabo esta Marcha Silenciosa por la Paz, a la que asistieron unas 200 personas.

En  el cual se leyó,  "Todos unidos por el dolor que sufrimos pedimos y construimos la paz con misericordia", así como dibujos de la paloma de la paz y personas pidiendo que se frenen ya las acciones de violencia que se han incrementado en los últimos meses, sin que las autoridades logren reducir los índices de criminalidad y feminicidios.

La principal exigencia de los manifestantes fue la de exigir a las autoridades encargadas de la procuración de justicia freno a la ola de violencia que se ha dado en Chilpancingo y en toda la zona Centro, así como también para poner un alto a los asesinatos y feminicidios que cada vez son más frecuentes y también para que la sociedad pueda vivir en paz y armonía.

Dentro de otras peticiones importantes, manifestaron los participantes, pedir a las autoridades encargadas de procurar justicia, que brinden apoyo a las víctimas de desaparición, secuestros y asesinatos a manos de la delincuencia organizada.

Por último la  movilización de los fieles católicos de Chilpancingo terminó a las 11:30 de la mañana con una concentración en el Zócalo capitalino y posteriormente una misa qué presidio el padre Benito Cuenca Mayo, quien dio un mensaje de aliento, paz y armonía a todos los ciudadanos de esta capital del estado, concluyó.