Haré una gran cruzada alfabetizadora en Acapulco, promete Adela Román, candidata de Morena

Ante decenas de estudiantes universitarios y ciudadanos que asistieron al auditorio de la Universidad del colegio Español, la candidata de Morena a la alcaldía de Acapulco, Adela Román Ocampo, se comprometió a que en caso de ganar llevará a cabo una gran cruzada de alfabetización en este municipio, debido a que en su recorrido de campaña ha detectado un gran número de personas que no saben leer ni escribir.
Invitada a presentar una ponencia ante la comunidad universitaria sobre la importancia de la participación ciudadana, la abanderada lopezobradorista recordó que dos meses atrás estuvo en comunidades rurales de Acapulco de la denominada Ruta del sol, en dónde durante una reunión con vecinos preguntó quienes sabían leer y quienes sabían escribir, llevándose una desagradable sorpresa al ver que solo tres manos se alzaron en sentido afirmativo.
Asimismo Román Ocampo expresó que los derechos qué no se ejercen se convierten en letra muerta, por lo cual recordó que el poder reside en el pueblo y que éste se da el tipo de gobierno que desea, por lo cual debe ejercer su derecho a elegir, votando el 1 de julio en lo que denominó La madre de todas las batallas.
La candidata no se fue limpia de su visita al recinto universitario ya que fue cuestionada por jóvenes que dijeron no creer en los políticos, e incluso una de las asistentes, estudiante de psicología, le exigió que se comprometiera a darle trabajo en reciprocidad ya que ella comprometía su voto y el de su familia a favor de la candidata de e Morena y del propio Peje, como llamó al candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, a lo cual la abanderada se negó rotundamente.
Así como yo no les pido que se obliguen a votar por Morena, yo tampoco me comprometo a darte trabajo, aunque sí será un gobierno de oportunidades, señaló la magistrada con licencia.
Hubo un momento de tensión cuando la alumna quiso contrargumentar y la magistrada le negó la palabra con el argumento de que quería que participaran más miembros de la comunidad, pero terminó cediendo la palabra a la alumna, la cual precisó que ella pidió un compromiso de la abanderada debido a que ella siempre usaba ese término en los discursos de la campaña.
Al final la comunidad universitaria se tomó la foto del recuerdo con Adela Román y ella se retiró en medio de la lluvia veraniega, rumbo a su siguiente actividad del día, con un grupo de abogados del puerto.

Enviado desde mi Huawei de Telcel.