martes, 22 de mayo de 2018

Se movilizan periodistas por las agresiones a sus compañeros

En Chilpancingo…




 

- Castigo a culpables y alto a la impunidad, las demandas

 

Chilpancingo, Gro., mayo 22 del 2018 (IRZA).- Unos 50 reporteros de esta capital realizaron una marcha para exigir alto a la impunidad a los asesinatos, agresiones, amenazas de muerte y retenciones ilegales de sus compañeros, por lo que solicitaron a la oficina en México de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en materia de Derechos Humanos su intervención ante la "indolencia" de las autoridades para atender estos casos.

Este martes unos 50 periodistas de Chilpancingo, acompañados de integrantes de organizaciones sociales, sindicales y campesinas, realizaron una marcha del centro de la ciudad a Palacio de Gobierno, donde se encontraron con vallas metálicas, las cuales fueron brincadas por los asistentes a la marcha.

Ahí, a las puertas del Palacio de Gobierno dieron a conocer que su movilización se realizó por la detención ilegal de dos reporteros, Fabián Ortiz Trigo, de la Agencia de Noticias IRZA y Pablo Maldonado Linares, de Milenio Televisión, hechos ocurridos la noche del domingo en el bulevar de esta ciudad a la vecina comunidad de Petaquillas, por policías comunitarios de los que el gobierno estatal ha dicho que son "grupos armados" fuera de la ley.

En ese lugar dieron lectura a un documento dirigido al representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, al que solicitan "su urgente intervención ante las graves condiciones que se viven en Guerrero para el desarrollo de nuestra actividad periodística".

En el escrito en mención consideran que el gobierno del estado no ha actuado "para garantizar la seguridad y castigar crímenes en esta entidad colapsada por la narcoviolencia, impunidad y corrupción institucional, contradicen las recomendaciones de la asamblea general de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre el derecho a la Libertad de pensamiento y expresión, y la seguridad de los periodistas y trabajadores de los medios de comunicación en el continente".

Señalaron que para ejemplificar esa situación de impunidad citaban "cuatro casos que nos mantienen agraviados como familia periodística".

Enlistaron el asesinato de Francisco Pacheco Beltrán, perpetrado el 25 de abril del 2016 en la cabecera municipal de Taxco de Alarcón, "cuya indagatoria duerme el sueño de los justos y ha obligado a la familia del periodista a abandonar esa ciudad donde vivieron durante muchos años".

También el homicidio de Cecilio Pineda Birto, cometido el 2 de marzo del 2017 en Ciudad Altamirano, en la región de la Tierra Caliente, "quien horas antes de su muerte había advertido de la colusión de grupos del narcotráfico con autoridades".

Además de la "desatención en la que se encuentra la denuncia penal que interpuso la corresponsal de El Sur en Zihuatanejo, Brenda Escobar, quien el 1 de junio del 2017 fue amenazada por cubrir el caso del asesinato de la doctora Adela Rivas Orbe".

"A once meses de haber acudido a interponer esa denuncia en la Fiscalía General del Estado, no se ha hecho nada por avanzar en la investigación para detener y consignar a los responsables de las amenazas proferidas a nuestra compañera", añadieron en el escrito.

También en la misma situación se encuentra el caso de la locutora de Radio y Televisión de Guerrero (RTG), Marcela de Jesús Natalia, quien el 4 de junio del 2017 fue víctima de un atentado a balazos cuando salía de desarrollar su labor en la cabecera municipal de Ometepec.

Marcela de Jesús regresó a nuestra entidad "para denunciar que la FGE no ha avanzado en las investigaciones de su agresión a balazos que puso en peligro su vida".

Por ello consideraron que el "delito que no se castiga es una clara invitación a que se siga cometiendo, pues los agresores son sabedores que no serán castigados, esa es la tónica de la justicia y la persecución del delito en Guerrero".

Dieron a conocer que en la manifestación suscribían un pronunciamiento que hicieron periodistas de Sinaloa, hace una semana, en el marco del primer aniversario del asesinato del comunicador Javier Valdez Cárdenas.

En ese sentido señalan que los periodistas en México "no podemos seguir bajo amenaza de gobiernos, políticos, narcotraficantes, ni de ninguna expresión de los poderes fácticos. Por eso exigimos un freno a los ataques en contra de los compañeros y un fin a la impunidad que caracteriza a las agresiones contra periodistas, que se expresa casi en el cien por ciento de los casos".

Hicieron un llamado a la sociedad "para que no nos dejen solos y solos en este esfuerzo, al gobierno para que cumpla con su obligación constitucional de garantizar la libre expresión, el derecho a la información y la protección de los periodistas".

Pero además exigieron a los candidatos a la presidencia de la República "que fijen una postura frente a las agresiones a periodistas y expliquen sus propuestas para erradicarlas. Y a los periodistas de México a sumarse a esta agenda, a avanzar sobre lo que hemos construido y a redoblar esfuerzos para tejer y consolidar nuestra propia organización… ¡No al silencio!".

Y añadieron que desde Guerrero "lanzamos un llamado urgente a organismos internacionales a que revisen la precaria situación que viven decenas de compañeros en el ejercicio de su labor e intervengan ante las autoridades para que nuestra entidad deje de ser un territorio donde campea libremente la impunidad. Ni un compañero más asesinado o agredido".

También dieron a conocer que van a organizar movilizaciones cada día 22 de cada mes hasta que haya avances de las autoridades en los casos de agresiones, asesinatos, amenazas y privaciones de la libertad de sus compañeros y se de certeza y seguridad al trabajo periodístico.