domingo, 13 de mayo de 2018

Hasta 90 por ciento de las medicinas adquiridas por Internet podrían ser irregulares: Secretaría de Salud


  • México ocupa sexto lugar mundial en venta de medicinas ilegales; 6 de cada 10 son robadas, caducas o falsificadas
  • De 2016 a la fecha, más de 8 mil 500 páginas digitales han sido suspendidas por publicidad engañosa

12-05-2018.- La Secretaría de Salud informó a la Cámara de Diputados que "existe la probabilidad que entre el 50 y 90 por ciento de los medicamentos que se adquieren por Internet sean irregulares"; por ende, se corre el riesgo de que los fármacos contengan compuestos diferentes.

Subrayó que la mayoría de estas medicinas carecen de registro sanitario que acredite su calidad, seguridad, así como su eficacia; su consumo puede agravar el padecimiento o enfermedad a tratar, poniendo en riesgo la salud del paciente, advirtió.

Por ello, a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) se ha recomendado adquirir los medicamentos y dispositivos médicos en lugares legalmente establecidos, a fin de evitar el riesgo de que sean caducos.

También, se ha sugerido desconfiar de sitios de Internet con anuncios en los que se ofrece la venta de medicinas entre particulares a bajo costo, toda vez que los fármacos ofertados por esa vía pueden carecer de condiciones óptimas en su almacenaje o manejo; además, pueden ser productos falsificados, robados, caducos o muestras médicas.

Esta es la respuesta de la Secretaría de Salud a un acuerdo aprobado por la Cámara de Diputados, donde se le solicitó realizar una campaña nacional sobre los riesgos en la salud al adquirir medicamentos en puestos semifijos, módulos nuevos, ambulantes o a través de los servicios de Internet; intensificar las medidas para erradicar su venta, así como su falsificación o acondicionamiento para la oferta al público de productos caducados, y establecer las normas para prohibir y sancionar la comercialización por medio de servicios en línea.

Los legisladores expusieron que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha registrado anualmente más de 700 mil defunciones por el consumo de fármacos ilícitos, mientras que la venta ilegal de medicinas asciende a 35 mil millones de dólares.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica, el país ocupa actualmente el sexto lugar a nivel mundial en venta de medicamentos ilegales, sólo detrás de China, Rusia, Estados Unidos, India y Brasil, lo que significa que 6 de cada 10 que se ofrecen son robados, caducos, falsificados, recuperados o elaborados sin los requerimientos mínimos de calidad y representan grave riesgo para la salud pública.

Además, en el país aproximadamente 8 millones de personas son víctimas potenciales de este mercado negro, con ventas que van de 650 a mil 500 millones de dólares anuales. Jalisco, Michoacán, Puebla, Nuevo León y la Ciudad de México son las entidades donde más se ofertan; de acuerdo a la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica, el comercio ilegal y la falsificación de fármacos generan ganancias al crimen organizado por más de 11 mil 500 millones de pesos anuales.

En el documento de respuesta publicado en la Gaceta Parlamentaria, la Secretaría de Salud destacó que la Cofepris ha diseñado una campaña de concientización entre la población, misma que ha sido difundida en las redes sociales, advirtiendo sobre los riesgos que implica para la salud la adquisición y uso de medicinas publicitadas a través de varios medios de difusión.

A efecto de erradicar la compra en puestos semifijos, módulos nuevos, ambulantes o a través de los servicios de Internet y sin receta médica, esta Comisión Federal a través de información publicada en su sitio institucional www.gob.mx/coferipris, recomienda adquirir los medicamentos y dispositivos médicos en establecimientos legales, a fin de evitar cualquier riesgo.

De igual modo, subrayó que la Cofepris desde 2013 ejerce acciones en materia de control y vigilancia sanitarios al respecto.

Relató que en 2015, se solicitó la colaboración de la Coordinación para la Prevención de Delitos Electrónicos, con el objeto de "bajar los sitios web" de los que no se tienen elementos necesarios para iniciar el procedimiento, y por los que la Cofepris queda imposibilitada para anularlos. De 2016 a la fecha, suman más de 8 mil 500 páginas digitales que han sido suspendidas por esta Comisión, por prestar publicidad engañosa.

En el documento, se argumenta que como parte de las estrategias para cumplir la verificación de los comerciales difundidos en los medios en territorio nacional, en coyuntura con la industria en el año de 2016, la Cofepris firmó con las asociaciones Mexicana de Agencias de Publicidad Farmacéutica (AMAPF), de Internet.mx y la Interactiva en Publicidad (IABMX), una alianza para fortalecer la ética y evitar la publicidad engañosa en Internet.

De igual modo, emite alertas sanitarias cuando algún producto representa un riesgo para la salud de la población en materia de publicidad engañosa, con la finalidad de que el consumidor sepa exactamente lo que adquiere, así como sus características y que, por lo tanto, no exista error o confusión una vez comprado.