miércoles, 2 de mayo de 2018

Dejó Leyva Mena un adeudo de 32 mdp con constructoras: CMIC



 

-Preparan demandas penales

-Ayuntamiento de Acapulco debe 40 mdp

 


Chilpancingo, Gro., mayo 2 de 2018 (IRZA).-
 El alcalde con licencia de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena, dejó una adeuda de 32 millones de pesos con empresas afiliadas a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

De acuerdo con Manuel Antonio Rojas Cerros, nuevo presidente de la CMIC-Guerrero, apoderados legales de al menos 30 empresas a las que se les adeuda ya preparan demandas penales ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

En entrevista explicó que esas empresas fueron contratadas en 2017 por la Dirección de Obras Públicas del Ayuntamiento y por la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (CAPACH).

La contratación, dijo, contó con el aval del entonces alcalde Leyva Mena, aunque admitió que no conoce los detalles y términos de la contratación, porque el Ayuntamiento realizó contratos directos con las empresas.

"Estos contratos los otorgó el municipio de manera independiente, sin que intervengamos (como organización); las respectivas empresas hicieron solicitudes de pago y (Leyva Mena) no pagó y por eso se procede a las demandas", explicó.

Rojas Cerros comentó que del alcalde sustituto, Jesús Tejeda Vargas, no han tenido respuesta sobre este particular, y que por esa razón los empresarios defraudados actuarán por la vía legal para entrar a un esquema de negociación de pago, pues se trata de una deuda institucional.

Indicó que la CMIC respaldará jurídicamente a los empresarios que lo soliciten en ese proceso de demanda, aunque manifestó que la mayoría ya está actuando de manera individual ante la Fiscalía General del Estado.

También informó que el Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (INIFED), adeuda alrededor de 40 millones de pesos a empresas que participaron en los trabajos de reconstrucción por los daños que causaron en 2014 los fenómenos naturales "Ingrid" y "Manuel" en Guerrero, y que hasta la fecha no se han solventado.

En ese sentido agregó que el Ayuntamiento de Acapulco también tiene una deuda acumulada por 45 millones de pesos con varias empresas afiliadas a esa organización y acusó que no hay voluntad de pago.

"En el caso de los municipios contratan empresas locales afiliadas a CMIC, las cuales están trabajando y no podemos hablar de los 81 municipios, pero los resultados han sido catastróficos. Acapulco continúa con una deuda acumulada de 45 millones de pesos", expuso.

Al asumir este miércoles la Presidencia de la CMIC en Guerrero, Manuel Antonio Rojas Cerros, confió en que este 2018 mejore la asignación de obra pública para las empresas guerrerenses luego de que en 2017 tuvo una caída que afectó al sector.

Comentó que la proyección es que la inversión federal mejore en este año para Guerrero y haya un repunte para el sector y que se respalde al sector de la construcción de esta entidad, como lo ha hecho el gobernador Héctor Astudillo Flores.

Pero lamentó las movilizaciones y protestas sociales, como la que realizaron el martes profesores de la CETEG al bloquear por más de tres horas la autopista del Sol, a la altura del punto conocido como El Parador del Marqués, al sur de esta ciudad.

"Nos afecta en la movilidad, al estar parados por 3 horas o más afecta el traslado de las personas, de material y muchas de las obras son foráneas", comentó el nuevo líder de la CMIC, quien indicó que durante su gestión priorizará la representación de las 928 empresas afiliadas ante los tres niveles de gobierno.