Colonos que tomaron Palacio Municipal son desalojados a empujones y con garrotes


En Ayutla…

 

- Reclaman obra pública en sus asentamientos
- La alcaldesa Hortensia Aldaco los ignora


Ayutla de los Libres, Gro., mayo 22 del 2018 (IRZA).- Colonos que en la mañana del lunes pasado tomaron el edificio del Ayuntamiento de aquí y mantenían retenida a la alcaldesa Hortensia Aldaco, fueron desalojados a empujones "por un grupo de choque" dirigido por el ex alcalde Severo Castro Godínez, esposo de la misma presidenta municipal, por la noche de ese mismo día.

Habitantes de las colonias Plan de Ayutla y Adulfo Matildes Ramos, la mañana del lunes irrumpieron en el Palacio Municipal para exigir a Hortensia Aldaco que cumpliera su promesa de obras públicas, como la pavimentación de los accesos a esos núcleos de población, además de que exigen se practique una auditoría a las arcas del Ayuntamiento, pues sospechan que "se están robando el dinero del pueblo".

Durante el desalojo, "los testaferros" del ex alcalde y esposo de Hortensia Aldaco no lesionaron de gravedad a los manifestantes, sólo los sacaron a empujones, amenazándolos con garrotes y varillas, con lo que la alcaldesa fue liberada.

Este martes los colonos se trasladaron a Acapulco y llegaron a las oficinas de la Promotora Turística ubicadas en la zona Diamante, en donde suele despachar el gobernador Héctor Astudillo Flores.

En Protur no se encontraba Astudillo Flores. Un empleado les dijo que sus exigencias no son de la incumbencia del Ejecutivo estatal, que sus demandas debe atenderlas directamente la alcaldesa Hortensia Aldaco.

De regreso en Ayutla, la señora Carolina Martínez Soriano, habitante de la colonia Adulfo Matildes Ramos, dijo que en los casi tres años de la administración de Hortensia Aldaco, no ha cumplido con las obras que les ofreció al inicio de su gobierno.

En llamada telefónica con Iván Arredondo Solano, delegado de esa colonia, dijo que no obtuvieron buena respuesta al visitar a autoridades estatales en las oficinas de Protur en Acapulco, "pues nos dijeron que el problema no está en manos del gobernador", lo que los obliga a reanudar su presión contra Aldaco, quien simplemente los ignora, señaló.