“Ayotzinapa es la piedra en el zapato del gobierno federal y estatal”: comité estudiantil de la Normal de Ayotzinapa

 Baldemar Gómez Roque

 

Chilpancingo, Gro., 13 de mayo del 2018.-"En las ultimas semana hemos tenido sistemático golpeteo por los tres niveles de gobierno, desprestigiando a nuestra escuela por supuestos desvíos de recursos federales", denunciaron los integrantes

del comité estudiantil de la Normal de Ayotzinapa, en el cual pidieron la salida de tres maestros a quienes acusan de traidores y de desestabilizar a la escuela.

 

Subrayaron, "Ayotzinapa es la piedra en el zapato del gobierno federal y estatal, porque a pesar de que han intentado cooptar a los estudiantes con prebendas, sigue siendo la resistencia y la cuna de la conciencia social. Ha quedado demostrado que el gobierno nada nos ha dado, todo lo que tenemos nos ha costado sangre.

 

 Mismo que la modalidad del internado y el comedor ha costado sangre, cobrando la vida de muchos compañeros, por lo tanto los vamos a defender", precisaron.

 

En ese sentido manifestaron "no vamos a permitir más muertes de nuestros compañeros. Los estudiantes dignos de Ayotzinapa, seguiremos respaldando la lucha de los padres de nuestros 43 compañeros desaparecidos forzadamente por el Estado. No permitiremos que le den carpetazo al caso".

 

En el cual demandaron al gobernador la salida de los tres docentes a quienes acusan de traidores, y de haber desestabilizado a la Normal de Ayotzinapa "ante la amenaza latente contra la integridad de la base estudiantil y los padres de familia de nuestros 43 compañeros, hacemos un llamado a asistir a la próxima reunión de la Asamblea Nacional Popular(ANP), para darle la batalla  a la embestida de este gobierno autoritario y despótico".

 

En conferencia de prensa, a la que asistieron los jefes de grupo de todos los grados escolares, los dirigentes dieron a conocer un comunicado en donde aseguraron que los ex directivos del plantel José Luis Hernández, y Rigoberto Barrera Urióstegui, dejaron un adeudo de 50 millones de pesos.

 

Acusaron a los maestros  José Antonio García Mora,  Eduardo Mora Bello, y al mismo Rigoberto García, éste último designado desde el gobierno estatal, que en contubernio con el Subsecretario de Educación Media Superior y Superior,  Arturo Salgado Urióstegui de haber "desatado una ola de señalamientos sin fundamento que pone en riesgo la estabilidad de la escuela", por lo que pidieron su salida.

 

Donde recalcaron que esta es una prueba fehaciente de que el gobierno pretende desaparecer las escuelas normales rurales "por lo que han utilizado en amasiato a las mismas autoridades educativas estatales y a ese grupo reducido de los tres docentes respaldados por el charrismo sindical, quienes se sentaron de manera entreguista con el gobernador Héctor Astudillo Flores,  con la finalidad de cerrar el paso a los padres de familia y contener la lucha de los alumnos".

 

Por lo que  los dirigentes estudiantiles que " a pocos meses de la contienda electoral y con René Juárez Cisneros en la dirigencia del PRI, el gobernador Héctor Astudillo, y el director de Operaciones y Servicios de Educación Media Superior y Superior, Edwin Morales Leguízamo, se ha comprometido con los priístas a "limpiar y desmantelar" las organizaciones estudiantiles".

 

Mencionaron que  Morales Leguízamo desestabilizó a la base estudiantil de la Centenaria Normal del Estado para imponer a la directora, y "ha iniciado una persecución  con órdenes de aprehensión  en contra de la dirigencia del Frente unido de normales públicas del estado de Guerrero (Funpeg), hostigando a los normalistas que se manifiestan por la asignación de plazas docentes", concluyó.