miércoles, 9 de mayo de 2018

Ante la falta de seguridad en la región de Tierra Caliente trasladan el cuerpo de Abel Montúfar a Chilpancingo para ser velado y sepultado

Baldemar Gómez Roque

Chilpancingo, Gro., a 9 de mayo de 2018.-Por la falta de seguridad en la región de Tierra Caliente, el velorio y sepelio del candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a diputado local por el Distrito XVII Abel Montúfar Mendoza fue trasladado a   esta ciudad capital, bajo resguardo de seguridad integrado por cuatro patrullas de policías federales, así como dos más de estatales y varias camionetas blancas con elementos de la policía Ministerial.


Eso se debió que luego de que familiares consideraron que no existen las condiciones de seguridad para poder llevar a cabo su velorio y sepelio en su natal lugar de origen. Abel Montúfar Mendoza quien era alcalde con licencia de Coyuca de Catalán y candidato del PRI a diputado local por el distrito 17, fue asesinado el pasado martes en la región de la Tierra Caliente, mismo que la clase política repudia el hecho.


Con reportes de la Policía del Estado, alrededor de las 11:30 de ayer miércoles el cortejo fúnebre conformado partió de Coyuca de Catalán salió con destino esta ciudad capital del estado. El traslado se realizó bajo estrictas medidas de seguridad y un resguardo o de Policías de la Gendarmería, estatales y ministeriales. El cuerpo llegó a Chilpancingo alrededor de las 17:00 horas.


Mismo, fue enviado a una funeraria para preparar el cuerpo para poder ser velado en una casa de la familia Montufar ubicada en calle principal de la colonia 20 de noviembre.


Se confirmó que el sepelio del priísta se realizará este jueves probablemente a las 12:00' horas en un panteón privado de esta ciudad capital de Chilpancingo.


Se dio a conocer que en el cortejo fúnebre de Abel Montúfar Mendoza, también se trasladaron los cuerpos de un teniente de infantería, el de un sargento segundo y un cabo del 34 Batallón de Infantería que fueron asesinados cuando intentaron capturar a civiles armados en el poblado de Monte Grande, de Coyuca de Catalán, tierra de nadie.


Al velorio asistieron familiares, la esposa del gobernador del estado, Mercedes Calvo de Astudillo funcionarios estatales, además de compañeros del Partido Revolucionario Institucional (PRI), así como amigos y conocidos, entre otros, en los presentes se muestra la tristeza al perder a un gran compañero político.