Rotundo rechazo a ciclopista sobre el Río Huacapa de Chilpancingo



 

Chilpancingo, Gro., abril 3 de 2018 (IRZA).- Vecinos del encauzamiento del Río Huacapa, donde se construye una ciclopista, impidieron a trabajadores de la empresa que realiza el corte de árboles y aseguraron que el proyecto no trae ningún beneficio en una cuenca severamente contaminada.

La acción de protesta se registra luego que la Dirección de Recursos Naturales y Ecología del Ayuntamiento de Chilpancingo autorizó derribar siete árboles en el encauzamiento del Huacapa, para construir la ciclopista.

El municipio autorizó derribar tres ficus, dos guayabos, un laurel y una acacia que ya están marcados, de acuerdo al oficio RNE/DA0191/2018 de la dependencia que va dirigido a Oscar Espinoza Gutiérrez, responsable de la obra, y a cambio del pago de 22 mil 440 pesos.

La razón principal para el corte es "debido a que los árboles se encuentran en el lugar donde se realizará una construcción", y se les otorga un plazo de 30 días naturales para que ejecuten esa acción.

Sobre esa obra se encuentra un centenar de árboles y la empresa que la realiza ya marcó con spray otra treintena de árboles que deberán derribar para continuar con los trabajos.

El mismo 28 de marzo en que dieron esa autorización, varias personas se presentaron a derribar esos árboles antes de la medianoche, lo que provocó la molestia de los vecinos de esa zona, que lo impidieron y colocaron cartulinas en las que expresan su reproche a las autoridades del municipio.

Están colocadas en los árboles con citas textuales como: "no me cortes, no es racional, protégeme", "Ayuntamiento ¿por qué autorizas que me corten?, mejor cuídame y limpia esta contaminación", "No me puedo defender, no me tales porque soy más valioso que tú todavía; no vengas de noche como cobarde a talarme".

Isaac Cruz, uno de los vecinos, reprochó que las autoridades no les hayan consultado sobre la obra. "Sólo nos notificaron que ya habían autorizado el derribo de árboles, pero que tampoco se hacían responsables de los daños que pudiese provocar la obra a nuestras propiedades", se quejó.

Dijo que hasta la fecha "no sabemos de qué se trata la obra y no vemos ningún beneficio, nos hemos visto afectados, debieron pensar bien la obra, nos hubiese beneficiado mejor renovar las paredes del encauzamiento para reforzarlo, porque ya están viejas y con (las tormentas) Ingrid y Manuel supimos que es necesario tener un encauzamiento fuerte".

Sostuvo que ahora están limpiando el cauce del Río Huaca, "pero sólo porque están realizando la obra, (pero) el drenaje no se ha saneado, la cuenca sigue contaminada y no creo que ningún ciclista vaya darse una vuelta ante tanta la pestilencia".

Insistió en que las autoridades hubiesen preguntado a los vecinos. "Seguimos esperando saber los beneficios, ya no vamos a permitir que se derriben más árboles; que se den su recorrido caminando para que sientan los moscos que hay y los olores que hay", añadió.

La intención de derribar los árboles ha provocado una molestia general en los habitantes de esa zona y han programado una reunión para el viernes próximo, con el fin de organizar un movimiento en contra del corte de árboles.