domingo, 1 de abril de 2018

Indígena del Alto Balsas planean demandar ante la PGR, a los responsables de contaminación del Rio Balsas

Baldemar  Gómez  Roque

Chilpancingo, Gro., a 1 de abril de 2018.-Indigena del Alto Balsas, planearon  realizar una Demanda de Acción Colectiva ante la Procuraduría General de la República (PGR), a los responsables de la contaminación del Río Balsas, luego de que cambió de coloración de azul a verde.


Ayer, pasando el  mediodía los indígena  realizaron una  asamblea,  en San Juan Totolcintla, municipio de Mártir de Cuilapan,  donde acordaron llevaron a cabo una Demanda de Acción Colectiva ante la Procuraduría General de la República (PGR), a los responsables de la contaminación del Río Balsas. Luego  acordaron  plantearon  a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Secretaría de Salud Estatal, que informen cuál es el motivo de la contaminación que se mantiene desde hace 15 días en la cuenca del Río Balsas.


Los indígenas reconocieron que parte de la contaminación del río se debe porque en algunos pueblos, como la de Río Tula, "desemboca su drenaje al Río Balsas, pero el gobierno estatal, y municipal, no atienden este problema que ya se planteó desde hace varios años".


Al hacer uso de la palabra, Marcelino Díaz de Jesús, representante de Xalitla, y actual secretario del ayuntamiento del municipio indígena de Coapalillo, aseguró que a partir de la denuncia de la contaminación del Río Balsas, el delegado en la zona norte de la Secretaría de Salud, Felipe Gaspar Linares, ordenó la realización de monitoreo en los ríos Amacuzac, y Poblano, en donde se tomaron muestras de agua,  "al parecer solo existe  presencia de desechos humanos que no afectan la salud de los ciudadanos".


En donde recordó que en el caso de los pueblos ubicados en el Alto Balsas, se  han presentado varios incidentes "en el año 2002,  se derramó la melaza del ingenio Emiliano Zapata, en Morelos, provocando graves daños; en 2005 también el río tomó una coloración verde, antes del año 2000 hubo casos de cólera, en esa ocasión murieron 32 indígenas".


Por su parte el ex delegado en Guerrero de  Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), quien dio a conocer las  propuestas y acuerdos de la asamblea "se interpondrá ante la PGR una Demanda de Acción Colectiva por los comisarios y comisariados; que la Pofepa investigue de manera urgente a los responsables de la contaminación; que se entregue el diagnóstico de las 3 personas de Río Tula, que debido a la contaminación fueron hospitalizadas".


A la reunión se dieron cita,  autoridades de los poblados de Analco, Ahuetlixpa, Tula del Río, San Agustín  Oxtotipan, y San Juan Totoncitla, pertenecientes al municipio de Mártir de Cuilapan. Luego pueblos de Xalitla, y San Miguel Tecuiciapa, municipio de Tepecoacuilco de Trujano; así como San Francisco Ozomatlán, del municipio de  Huitzuco.


Los indígenas analizaron  cinco puntos: la contaminación del Río Balsas; el alto nivel de arsénico en los manantiales de varias de estas comunidades; la contaminación del río por desechos humanos; la reactivación de la gestión regional; y la creación de la policía comunitaria.


El señor Melquiades García, presidente de del comisariado de los Bienes Comunales de San Juan Totolcintla, interpretó  en su idioma náhuatl a los asistentes la situación que se presenta a partir de la contaminación del Río Balsas, que desde  hace quince días, se  cambió de coloración de azul a color verde.


Y que,   "ninguna autoridad nos ha informado qué es lo que está pasando, a pesar de que les llevamos las muestras de agua a la Secretaría de Salud", concluyó.