lunes, 4 de diciembre de 2017

Todo sistema penitenciario ha fallado; requiere de una fuerte inyección económica, advierte Pedro Almazán

Baldemar Gómez Roque

Chilpancingo, Gro., a 4 de diciembre del 2017.- El secretario de Secretaría de Seguridad Pública del estado, Pedro Almazán Cervantes, señaló que "no es que haya fallado, sino que requiere urgentemente de una fuerte inyección  económica, se está trabajando, se está conteniendo en coordinación de las Fuerzas Armadas y se tiene una estricta vigilancia en todos los penales.

Lo señaló, luego de las declaraciones de los integrantes de la Barra del Colegio de Abogados de Guerrero en el sentido de que ha fracasado el Sistema Penitenciario en la entidad. Explicó que recientemente se informó que el Congreso del estado aprobó 200 millones de pesos para el Sistema Penitenciario de Guerrero, lo que es un verdadero aliciente para atender las necesidades más prioritarias que principalmente son en vehículos.

Señaló que el sistema necesita del apoyo del gobierno estatal y del federal, por lo que urge que se invierta en el mismo para tratar de controlar la inseguridad interna que se da en muchos de los reclusorios, así como la introducción de armas y droga, hace falta más personal para una mejor vigilancia y más control de la seguridad.

Subrayó: "se está trabajando y por tanto, las condiciones de readaptación social se van a ir logrando en las medidas en las que se cuente con una buena inversión económica y con ello tener instalaciones, equipamiento y más y mejor personal capacitado para garantizar una total mejoría del Sistema Penitencial de Guerrero", reiteró.

Aunque definitivamente que esta cantidad no es suficiente para contrarrestar el rezago que mantienen los ceresos en la entidad, por lo que no solamente hace falta una mayor inversión económica, sino que ésta sea de manera permanente, advirtió.

Por otra parte, a pregunta expresa, sobre el número de policías que están comisionados en el estado, el secretario de Seguridad Pública del estado Pedro Almazán Cervantes, reconoció que el tema de los policías comisionados que se asignan como guaruras a funcionarios y empresarios merma las tareas de seguridad en la entidad, aunque aseguró desconocer el número exacto.

Recalcó, "por supuesto que esta situación afecta, yo quisiera tener a toda la policía estatal, pero son órdenes judiciales que tenemos que cumplir o por mandatos de la Comisión de Derechos Humanos Coddehum, pero no se otorgan comisiones de manera discrecional, sino de forma transparente".

Descubrió que Chilpancingo ocupa el segundo lugar como el municipio más violento, detrás de Acapulco que sigue en primer lugar y que Chilapa ya ocupa el tercer lugar. "Los índices delictivos que tenemos es que en primer lugar está Acapulco con más homicidios dolosos, segundo Chilpancingo, tercero Chilapa y cuarto la zona de Taxco de Alarcón", indicó.

Para finalizar, se le cuestionó si estaba de acuerdo con el tema de la nueva Ley de Seguridad siendo él una persona que integra las fuerzas armadas, dijo que prefería opinar solamente de temas de Seguridad Pública, pero que se aprobó para darle certeza jurídica al actuar de los militares en las calles, concluyó.