jueves, 23 de noviembre de 2017

Ministeriales detienen por “error” a profesor que tiene el mismo nombre de un homicida


Chilpancingo, Gro., noviembre 23 de 2017 (IRZA).- Este jueves, el profesor Alfonso Vargas Muñoz, egresado de la Normal Rural de Ayotzinapa, fue detenido en un retén de Elementos del Ejército y la Policía Ministerial instalado sobre el crucero de la comunidad Los Morros, en el municipio de Leonardo Bravo (Chichihualco), pero seis horas después fue liberado por tratarse de un "error" de la Fiscalía General del Estado (FGE), que lo acusaba del delito de homicidio.

Los compañeros del egresado normalista, quien se desempeña como supervisor de la Zona Escolar 015 del municipio de Heliodoro Castillo (Tlacotepec), y miembros de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), reprobaron dicha acción.

Destacaron que esta mañana Vargas Muñoz se trasladaba en su automóvil particular a esta capital para realizar algunos trámites administrativos relacionados a su profesión cuando agentes de la Policía Ministerial lo detuvieron en un retén de seguridad apostado a orillas del poblado Los Morros.

Posteriormente el profesor de 43 años de edad fue trasladado a la FGE para ser presentado en calidad de detenido por el delito de homicidio.
José Manuel Benancio Santiago, integrante de la CETEG y también egresado normalista, dijo que Alfonso Vargas tiene aproximadamente 20 años de servicio y en su profesión se ha conducido con honradez y respeto. "No es posible que en un Estado fallido se detenga a inocentes y los culpables sigan sueltos", dijo entrevistado afuera de la Fiscalía, donde un grupo de egresados normalistas se trasladó para fijar una postura de rechazo al hecho.

Seis horas después de su detención, poco antes de las 14:00 horas, el profesor Alfonso Vargas Muñoz fue liberado tras demostrar que "fue confundido" con un joven de 22 años de edad que tiene el mismo nombre (homónimo), mismo que es buscado por estar relacionado con un homicidio ocurrido en la ciudad de Tlapa de Comonfort en mayo del 2015.

Al salir de la FGE, acompañado del dirigente de la CETEG, Arcángel Ramírez Perulero, relató que fue esposado como "delincuente", a pesar de que durante su detención alegó que era inocente y que se trataba de un error.

Añadió que las autoridades judiciales argumentaron la falta de internet en la zona de la Sierra para corroborar que efectivamente se trataba de un homónimo. "Accedí a que me trasladaran porque sé que no le debo nada a nadie, pero me esposaron y me trajeron en una patrulla como si fuera un delincuente", se quejó.
El dirigente cetegista, Arcángel Ramírez, lamentó el presunto "error" de las autoridades estatales y pidió eficientar los métodos de búsqueda de los delincuentes.