miércoles, 8 de noviembre de 2017

Efrén Cortez, responsabiliza tío del estudiante asesinado al gobierno del estado y a la federación por no actuar con rapidez

Baldemar Gómez Roque

Chilpancingo, Gro., a 8 de noviembre de 2017.-Representantes de la Dirección Colectiva de Organizaciones Sociales, Efrén Cortez Chávez, sobreviviente de la matanza de El Charco y tío del estudiante de Medicina Veterinaria Jorge Cortez, quien luego de haber sido secuestrado apareció asesinado el pasado martes siete de octubre, responsabilizó al gobierno del estado y a la federación por la falta de rapidez de dichas autoridades en la investigación del plagio.

 

En conferencia de prensa en el SNRP delegación XVII y apoyado por la representantes de la Dirección Colectiva de Organizaciones Sociales, Efrén Cortez Chávez, sobreviviente de la matanza de El Charco y tío del estudiante de Medicina Veterinaria Jorge Cortez, quien luego de haber sido secuestrado apareció asesinado el pasado martes siete de octubre,  el cual responsabilizó al gobierno del estado y a la federación por la falta de rapidez de dichas autoridades de los hechos.

 

 Efrén Cortés Chávez advirtió que el asesinato de su sobrino Jorge Cortés Carmona, estudiante desparecido el 28 de octubre y hallado el pasado lunes en Cuajinicuilapa, se debe investigar en el marco de un móvil político. Donde sostuvo que el gobierno del estado gobierno tiene la responsabilidad legal por el asesinato de su sobrino, al no actuar de manera ágil en las investigaciones, pese que la Fiscalía General del Estado tenía conocimiento del caso.

 

Acompañado por el dirigente de la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG), Nicolás Chávez Adame y por Roberto Hernández Mojica, secretario general de la Sección 17 del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSRM), el luchador social apuntó que al gobierno del estado le recae la responsabilidad del asesinato de Jorge Cortés Carmona porque no actuó con inmediatez ni otorgó información de las investigaciones a la familia.

 

Para finalizar Efrén Cortés Chávez afirmó que su sobrino no se dedicaba a otra cosa más que a estudiar, y el día de su desaparición hay testigos que vieron que hombres desconocidos se lo llevaron y, posteriormente la familia de  Jorge Cortés Carmona recibía llamadas telefónicas donde las indicaban que podían entregar al joven a cambio de algo, pero que los raptores no concretaron el intercambio, concluyó.