lunes, 23 de octubre de 2017

Semana agitada y llena de mensajes

El voyerista
Por Alfredo Guzmán
• Semana agitada y llena de mensajes.
La semana que pasó en el estado de Guerrero, fue una semana llena de mensajes políticos de nivel elevado y cada organización vivió fenómenos que marcan el camino que deberán seguir cada quien.
El partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) sigue en su burbuja, tratando de mostrar que aún tiene a Andrés Manuel López Obrador, como el candidato más nombrado hasta el momento, para la presidencia de la República cuando faltan 10 meses para la elección. Falta ver el efecto Monreal.
En el estado de Guerrero, siguen los jaloneos entre Pablo Amilcar Sandoval y César Núñez Ramos, en la disputa por la candidatura al Senado de la República y por tener el control de las determinaciones políticas. Y surgen las acusaciones de corrupción y venta de candidaturas. Y a los autores de la denuncia, los quieren quemar en leña verde. Quien no se alinee, lo expulsan.
Los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), viven su orgasmo, luego del anuncio unitario, que sin duda de concretarse, sería un hecho inédito, que le pondría al proceso electoral venidero, la salsa y el sabor que no tenía. Aunque el anuncio de la salida de Margarita Zavala, viene a ser un golpe directo al líder del PAN nacional Ricardo Anaya, a quien le siguen saliendo granitos por las acusaciones de corrupción que le endilgan. Habrá que ver si son ciertas.
En el caso del PRD nacional, siguen buscando fortalecerse, luego de que si no es Mancera, no saben qué hacer. Pero la alianza con el PAN, les puede seguir dando la Ciudad de México.
Y en Guerrero, las cosas no caminan bien, luego de que la violencia sigue estacionada en Acapulco, que es su mejor carta, para que el actual edil, Evodio Velázquez se fortalezca para buscar un lugar en el Senado.
Movimiento Ciudadano, con la jugada de aliarse al PAN y PRD, juega a grandes ligas y quiere fortalecerse ya desligado de Andrés Manuel. En Guerrero, Ricardo Mejía Berdeja, que sería su carta fuerte, quiere ser edil en Acapulco, pero si hay alianza, no tiene posibilidades de disputársela a PRD, que son en este momento quienes gobiernan y parte del acuerdo, es que se respetarán espacios.
En el caso del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el mes de septiembre y octubre han sido meses de agitación política y social. Sus críticos, le endilgan, que a dos años de gobierno, no hay orden ni paz.
Las desgracias de los sismos y el huracán Max, no tomaron desprevenido al gobernador Héctor Astudillo y a su equipo, quien sin evadir el tema, no dudaron en acudir al lugar de los hechos y convertir las crisis por derrumbe de viviendas e inundaciones en muestras de solidaridad, apoyo y promesas de que todo será resuelto con el apoyo de la federación, que así se ha comprometido.
A diferencia del pasado, que el ex gobernador estaba ebrio y su gabinete igual, hoy Astudillo Flores, vivió casi 30 días en los lugares de la desgracia, mostrando que en casos así, la cercanía es lo mejor. Y eso tiene sus frutos, sin duda.
Y los frutos llegaron caminando en las personas de José Narro Robles, Secretario de Salud Federal como enviado al 2º informe de labores, con mensajes de poder, el presidente del PRI nacional Enrique Ochoa Reza y la Secretaria del mismo partido Claudia Ruiz Massieu, junto a todos los dirigentes del PRI estatal. Evento realizado ente los diputados de la LXI Legislatura local de Guerrero, donde cada partido le hizo ver al gobernador, su visión de su actuación, en un acto republicano.
Y para cerrar la semana, el Consejo Político del PRI en Guerrero, fue apoteósico y establece que al menos hay unidad para la foto. Aunque las manifestaciones fueron amplias y manifiestas para el Ejecutivo estatal, quien contra las amenazas que le hacen sus enemigos. Muestra fuerza.
Los días por venir, permitirán seguir leyendo cada acción y verificar si las estrategias marcadas por cada organización, los hacen llegar fortalecidos al día de la elección. No es tiempo de cantar victoria, para nadie. Es tiempo de trabajar. Así sea.

Enviado en pruvadir