domingo, 15 de octubre de 2017

Damnificados de El Mirador regresan a sus casas, ante incumplimientos del alcalde MAL


Chilpancingo, Gro., octubre 15 de 2017 (IRZA).- Ante el incumplimiento de promesas del alcalde Marco Antonio Leyva (MAL), las 19 familias afectadas por un deslizamiento de tierra en la colonia El Mirador decidieron abandonar el refugio temporal y regresar a sus viviendas, a pesar de que corren el riesgo de colapsar.
Además anunciaron que este lunes a las 8 de la mañana acudirán a realizar una protesta a Palacio Municipal, pues acusan que el edil priista "sólo nos quiere ver la cara y no atiende nuestras peticiones", aseveró la señora Isabel Aparicio de la Cruz, una de las damnificadas.
La madrugada del pasado 24 de septiembre se presentó un deslizamiento de tierra que fracturó parte de una ladera que se encuentra encima de la barranca de El Tule, donde se ubica precisamente la colonia El Mirador.
Ante el riesgo que representa esa grieta en la tierra para las viviendas asentadas en ese lugar, se decidió reubicar de manera temporal a 19 familias en las instalaciones del SUSPEG, en el barrio de San Mateo.
Esas familias decidieron abandonar ese refugio temporal a partir de este domingo y regresaron a sus viviendas y a un campamento temporal habilitado de manera improvisada en una calle de esa colonia, donde instalaron una carpa con una lona y donde se juntan para comer y tener reuniones informativas.
La señora Isabel Aparicio se quejó de que desde hace quince días el alcalde Leyva Mena ya no los recibe ni da seguimiento a la situación que están viviendo. "El alcalde nos ha abandonado".
Informó que Leyva Mena se comprometió a darles un apoyo mensual de mil pesos para el pago de una renta para cada familia. "Nos pidieron nuestras credenciales de elector, nos mostraron las listas de cobro, pero hasta ahí llegó, porque de ese apoyo mensual no ha llegado nada, nos está engañando", aseveró.
Dijo además que no están de acuerdo con la propuesta de terreno de reubicación. "Nos proponen otro terreno en una ladera más adelante de Petaquillas, en un predio que le donaron al municipio, pero no estamos de acuerdo porque no pertenecemos a Petaquillas", agregó.
Aparicio de la Cruz advirtió que pese al riesgo de que sus viviendas se vengan abajo, "hemos decidido que aquí vamos a vivir, que sepa el presidente que si nos pasa algo él se va con nosotros. No entiende que somos gente de pocos recursos y necesitamos del apoyo urgente", concluyó.