jueves, 21 de septiembre de 2017

Guerrero, se encuentra en situación de emergencia por el Huracán “Max” y el terremoto, advierte Astudillo Flores

Baldemar Gómez Roque

Chilpancingo, Gro., a 21 de septiembre de 2017.-El gobernador Héctor Astudillo Flores afirmó que en Guerrero se vive una situación de emergencia, luego del Huracán "Max" y el temblor de este martes, que dejó más de mil viviendas afectadas, inmuebles de iglesias y edificios. En entrevista esta mañana en Chilpancingo, al culminar un evento de entrega de becas, Astudillo Flores informó que tras los daños de estos fenómenos naturales, se seguirán los pasos que se deben seguir para cuantificar los daños y determinar el grado de la urgencia, asegurando que ya se le informó al presidente Enrique Peña Nieto.

En entrevista ayer por la mañana en Chilpancingo, luego de haber presidido el evento de entrega de becas de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), El Ejecutivo del Estado, informó que tras los daños de estos fenómenos naturales, se seguirán los pasos que se deben seguir para cuantificar los daños y determinar el grado de la urgencia, y confirmó que de todo esto ya se le informó al presidente de México Enrique Peña Nieto.

Sostuvo que Ejecutivo de la Nación le confirmó que "en cuanto atienda emergencias de Morelos, Puebla y la Ciudad de México vendrá al estado de Guerrero".

Astudillo Flores informó que ya se ha restablecido el paso en la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, tras el daño estructural que sufrió el puente "El Zapote", ubicado en el municipio de Coyuca de Benítez.

 

Sostuvo que que las lluvias se desplazan hacia Costa Grande y alertó de estar atentos de los municipios de San Jerónimo (Benito Juárez) y Zihuatanejo, por lo que adelantó que continuará con sus recorridos en el municipio de Huitzuco para revisar la situación de las escuelas, reiteró.

 

Explicó que la afectación en las carreteras y el restablecer la luz eléctrica ha sido un tema recurrente porque lo arreglan y con las constantes réplicas del temblor de nuevo regresan las afectaciones en el servicio eléctrico.

 

Subrayó: "lo primero en lo que debemos estar atentos es el tema de la vida de las personas, así como restablecer la luz y las carreteras ya que son muy recurrentes, lo que habíamos arreglado en la Costa Chica se volvió a desarreglar con las lluvias, los refugios que se habían casi cerrado se volvieron a abrir, entonces estamos en una verdadera emergencia que se va y viene, no es un asunto para nada sencillo".

 

Destacó que el presidente de la República Enrique Peña Nieto le había hablado alrededor de las nueve de la noche del pasado miércoles, por lo que aprovechó para darle un informe de afectaciones y lo puso al tanto de todo lo ocurrido en Atenango del Río.

 

 Señaló "me dijo que cómo veía el grado de contingencia que había, a lo que yo le contesté que era importante y le dije que eran casas de adobe, pero que el daño no se comparaba con lo ocurrido en Morelos, Puebla y en la Ciudad de México".

 

Dio a conocer que seguirá lloviendo en Acapulco y en Zihuatanejo y que viajaría a Huitzuco para ver el tema de las escuelas afectadas por el sismo y reiteró que en cuanto al número de casas afectadas en la entidad, ya rebasaban las mil que presentan daños, pero en su gran mayoría sólo tienen cuarteaduras, pero sin dejar de resaltar que sí se cayeron muchas y que no había que subestimar la situación, concluyó.