miércoles, 30 de agosto de 2017

Un Rapidín con angel irra carceda

Un Rapidín
con angel irra carceda

Árbol que crece torcido...

Lo dicho, y repetido hasta la saciedad.
Chilpancingo continúa a la deriva. Para el Partido Revolucionario Institucional, la ruta es bastante sinuosa hacia los comicios del 2018.
Por más que intenten "defender" el "trabajo" de su alcalde MAL, la percepción ciudadana aumenta en su contra.
Se vaticina, se adelanta, se asegura su derrota.
El alcalde priista "no da pié con bola". Todo, absolutamente todo, le sale MAL.
Se la pasa peleando con todo mundo. Hasta los espejos, seguro, no quisieran tenerlo enfrente.
Pero, sin embargo, en el PRI sostienen que han "evaluado" su "trabajo", y que ha resultado aceptable la conclusión. Ajá, tá bueno.
Es todo un caso patológico.
Su mitomanía (comportamiento de los mentirosos compulsivos o habituales), tiene al PRI al borde de la derrota electoral en el 2018.
No son elucubraciones del autor de este Rapidín (y furioso). Salgan de sus burbujas de poder a preguntar al pueblo.
Sin embargo, créanlo, a éste alcalde priista no le ha ido MAL. Ni a sus cercanos colaboradores. Para nada.
Pero, ya nos ocuparemos de eso en otra entrega.
Para despedirme, sólo preguntaría a la diputada federal Beatriz Vélez Núñez, que precise cuánto gestionó para la rehabilitación de la avenida céntrica Álvarez.
Y en qué, con exactitud, consiste esa obra.
Digo, porque la legisladora priista gestionó también (el año pasado) los recursos para la "remodelación" de la avenida Alemán de aquí mismo, Chilpancingo, y MAL hizo todo un verdadero desmadre.
Tanto, que a la fecha la obra no está al cien por ciento terminada.
"Árbol que crece torcido, jamás endereza". (angelirracar@hotmail.com)